El Ayuntamiento de Valladolid invierte 78.000 euros en subvenciones para incentivar la compra de vehículos eléctricos

Según ha indicado la concejal de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, el acuerdo adoptado en la última Junta de Gobierno "evidencia la apuesta por la sostenibilidad" porque se habilitan ayudas para vehículos eléctricos con "el objetivo de conocer y mejorar la logística en el reparto urbano del comercio y otro tipo de negocios".

El Ayuntamiento de Valladolid concluye la Semana de la Movilidad con la aprobación de una línea de subvenciones por valor de 78.000 euros para incentivar la compra de vehículos eléctricos a través de contratos por cesión de datos. La convocatoria es la primera del Acuerdo Marco, que tiene un presupuesto global de 350.000 euros.

 

Según ha indicado la concejal de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, el acuerdo adoptado en la última Junta de Gobierno "evidencia la apuesta por la sostenibilidad" porque se habilitan ayudas para vehículos eléctricos con "el objetivo de conocer y mejorar la logística en el reparto urbano del comercio y otro tipo de negocios".

 

Esta iniciativa permitirá conocer datos fundamentales de las flotas de vehículos que circulan por la ciudad para implementar después las medidas más adecuadas -itinerarios, zonas de estacionamiento, puntos de carga, tiempos o rutas más frecuentadas-, según ha indicado el Consistorio a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Con este acuerdo, el gobierno municipal fomenta el transporte limpio y sostenible para las empresas de reparto urbano de "última milla", sector del taxi, autónomos y empresas privadas que realizan servicios en la ciudad con alto impacto en movilidad. Además, a la compra de vehículos eléctricos va asociada la instalación de puntos de recarga que alimentan sus flotas, y refuerzan la red tanto pública como privada con la que ya cuenta Valladolid.

 

Como contrapartida a los incentivos que reciben, articulados en forma de contrato, las 9 empresas adjudicatarias aportarán datos de uso de los vehículos y de las recargas que requieren las actividades y los servicios que prestan, y contribuirán a la divulgación de la movilidad eléctrica a través de su experiencia como usuario.

 

Este tipo de datos, que serán coordinados desde la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico, serán "claves" para analizar y mejorar estrategias de logística urbana y para el desarrollo de herramientas tecnológicas y aplicaciones específicas que resuelvan de un modo más eficiente los sistemas de reparto.

 

Como resultado de esta primera convocatoria, los incentivos apoyarán la compra de 15 vehículos eléctricos sostenibles, en concreto, de seis turismos, seis furgonetas y tres motos. Este tipo de inversión en nuevas flotas permite a las empresas innovar y mejorar su eficacia en prestación de servicios al usuario y en su competitividad profesional.

 

En algunos casos, como en el Grupo Correos, se sustituirán motos de combustión tradicional, para reducir los efectos nocivos del ruido y de la elevada contaminación por partículas, por motos eléctricas. En el caso de otros beneficiarios se introducirá el uso del vehículo eléctrico para el reparto de mercancías o el servicio de taxi e incluso para el aprendizaje en una autoescuela.

 

El importe medio para la adquisición de vehículos, adjudicado a través de los contratos de cesión de datos, es de 6.000 euros para coches y furgonetas y de 2.000 euros para motos.