El Ayuntamiento de Valladolid formará la Mesa de la Movilidad y Seguridad Vial en febrero

Un instante de la reunión sobre la seguridad vial. E.P.

Integrará a todos los colectivos y usuarios que intervienen en el tráfico. También pedirá a Dornier que use pintura antideslizante en la ORA y estudia instalar guardarraíles cilíndricos en zona urbana.

El Ayuntamiento de Valladolid constituirá este mes de febrero la Mesa de la Movilidad y Seguridad Vial, que integrará a todos los colectivos y usuarios que intervienen en el tráfico, además de las diferentes áreas del Consistorio, ya que pretende tener un carácter "transversal", y a los grupos de la oposición.

 

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, tras una reunión mantenida con la Plataforma Motera por la Seguridad Vial (PMSV) y la Asociación de Motoclubes de Valladolid (AMCsVA) para repasar algunos asuntos pendientes y las reivindicaciones de estos colectivos.

 

Vélez ha asegurado que la Mesa pretende constituirse y celebrar su primera reunión este mismo mes y ha concretado que será un foro de participación y diálogo al que el Ayuntamiento acudirá con una serie de puntos del orden del día que propondrá pero en el que cualquier colectivo podrá plantear las cuestiones que considere.

 

Este órgano tendrá tres bloques, por un lado todo el equipo de gobierno, ya que esta cuestión es "transversal" y afecta a todas las áreas, por lo que también se dará cabida a los grupos municipales.

 

Por otro lado, estarán la Dirección General de Tráfico y la Fiscalía, mientras que un tercer bloque lo componen los diferentes colectivos sociales como la Plataforma y la Asociación de Motoclubes, Stop Accidentes, la Asamblea Ciclista, el sector de la discapacidad, las dos federaciones de vecinos, las autoescuelas, pero también taxistas, autobuses urbanos y probablemente asociaciones de padres de alumnos.

 

La reunión mantenida con los motoristas también ha servido para repasar otros asuntos como el uso de la pintura antideslizante en la señalización horizontal, que ya se utiliza desde la adjudicación del último contrato para pintado de las vías y que supone incrementar la proporción de árido en la mezcla, con menos pintura, para que sea menos resbaladizo y suponga una mayor seguridad para los vehículos de dos ruedas sobre todo.

 

En este sentido, Luis Vélez ha explicado que el Consistorio pedirá a la empresa adjudicataria de la ORA, Dornier, para que tenga en cuenta este aspecto a la hora de pintar la señalización de estas zonas en la ciudad.

 

GUARDARRAÍLES CILÍNDRICOS

 

Por otra parte, el concejal ha informado de las últimas instalaciones de guardarraíles en la ciudad, que los motoristas han acogido de buen grado, al tiempo que han propuesto que de cara al futuro en las zonas urbanas, donde más peatones hay, se utilice un tipo de estos elementos de seguridad que son cilíndricos, todo ello para evitar que los bordes cortantes de los guardarraíles -como por ejemplo el de la calle Recondo, protegido por doble bionda- queden hacia la acera y puedan dañar en algún caso a los peatones.

 

El concejal de Seguridad y Movilidad considera que es una "aportación positiva" que se tendrá en cuenta y por ello se trasladará al departamento de Urbanismo para considerarlo en las obras que lleve a cabo.

 

"Hemos coincidido prácticamente en todo, sobre todo en la utilidad de la Mesa de Seguridad Vial para poner en común la problemática", ha concluido Luis Vélez.

 

Los representantes de la PMSV y la AMCsVA han expresado su satisfacción por la reunión, sobre todo por la próxima creación de la Mesa de la Seguridad Vial, una cuestión que reclamaban, así como por la implicación a la hora de cambiar progresivamente la pintura de la señalización horizontal por otra menos deslizante.

 

Entre sus reivindicaciones también está un mayor número de aparcamientos para motocicletas, para lo que han asegurado que el Ayuntamiento está abierto a propuestas sobre su localización.

 

En este sentido, los motoristas han señalado que la petición de aparcar en aceras en las que haya una anchura suficiente y sea posible sin que haya conflicto con los peatones.

 

Así, en caso de que el Ayuntamiento decidiera tomar esta medida no se regularía este tipo de aparcamiento en las aceras mediante ordenanza sino que se señalizaría en las zonas donde fuera posible hacerlo.

Noticias relacionadas