El Ayuntamiento de Valladolid confía en que las obras en la ciudad no afecten a la Semana Santa

Procesión del Jueves Santo en Valladolid el año pasado. JUAN POSTIGO

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, reconoce que estas “han obligado a modificar los trazados de algunas procesiones”, pero que “está hablado con la Junta de Cofradías”.

Que no cunda el pánico, la Semana Santa de Valladolid se celebrará con absoluta y total normalidad, o al menos así lo espera el Ayuntamiento. Más de uno se echaba las manos a la cabeza estos días con la ingente cantidad de obras que comenzaban por las calles de la ciudad, con lo que existía la posibilidad de que los cofrades tuvieran que alterar alguno de sus recorridos habituales.

 

Y es que la lista es larga. A la ya sabida –y que tiene para largo-, de Francisco Zarandona junto a San Benito, se une una que comenzó este mismo lunes en Macías Picavea, otra en la calle Claudio Moyano, unas más que comenzaron hace unas semanas en la Plaza Mayor... Por ello desde el Consistorio se ha querido hacer un llamamiento a la calma, todo está bajo control.

 

“Está previsto que no interfieran, pero hay algunas como la de Francisco Zarandona que para Semana Santa no estarán, evidentemente”, explicó a los medios de comunicación este lunes Manuel Saravia, concejal de Urbanismo. Y es que esto ha obligado a modificar los trazados de algunas procesiones de Semana Santa, pero “eso ya está hablado con la Junta de Cofradías”.

 

“Creo que no va a haber ningún problema”, puntualizó el edil, que estos días ejerce de alcalde accidental por el viaje a la India de Óscar Puente. “Me lo han dicho de la Junta de Cofradías, en principio no va a haber incidencias”, cerró.