El Ayuntamiento de Valladolid confía en que la calle Colmenares se pueda abrir al tráfico este viernes

La calle Colmenares, cerrada al tráfico. E.P.

Las labores, que estaban previstas terminarse a lo largo de la jornada suponen el refuerzo y la consolidación de la fachada de un edificio catalogado, cuyo interior se ha vaciado, para garantizar la seguridad.

El Ayuntamiento de Valladolid espera que la calle Colmenares se pueda abrir este viernes al tráfico después de los trabajos realizados para reforzar la sujeción de una fachada que perdió su tensión y la que se desprendieron algunas piezas de madera el pasado martes.

 

Así lo ha indicado en declaraciones a Europa Press el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, quien ha concretado que a lo largo de este jueves se han llevado a cabo trabajos por parte de la empresa responsable del apeo bajo la supervisión de técnicos municipales.

 

Las labores, que estaban previstas terminarse a lo largo de la jornada suponen el refuerzo y la consolidación de la fachada de un edificio catalogado, cuyo interior se ha vaciado, para garantizar la seguridad.

 

De esta forma, en la mañana de este viernes los técnicos municipales revisarán que la consolidación de esta fachada sea correcta y no haya riesgo de derrumbe o caída de objetos a la vía para posteriormente reabrir la vía al tráfico y a los peatones.

 

La calle Colmenares se cerró en la tarde del martes después de que los Bomberos tuvieran que intervenir tras la caída de algunas de las piezas de madera que hacen cuña en el sistema de apeo de la fachada, alguna de las cuales provocó daños en un vehículo.

 

Allí pudieron comprobar la pérdida de tensión del sistema de sujeción y se decidió el corte de la calle para garantizar la seguridad de los viandantes y evitar posibles daños.

Noticias relacionadas