El Ayuntamiento de Valladolid cerrará 2020 con déficit por primera vez en años por la crisis del coronavirus

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente. TRIBUNA

El alcalde, Óscar Puente, ha asegurado que confía en que el Gobierno permita dedicar el remanente presupuestario de 2019 y de años anteriores a atender las necesidades generales creadas en la actual situación.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha advertido este lunes de que la crisis generada por la pandemia del coronavirus motivará que el Ayuntamiento cierre el ejercicio de 2020 con déficit, por primera vez en muchos años, al tiempo que ha insistido en la reclamación de los municipios de que los remanentes de ejercicios pasados se puedan destinar a cubrir las necesidades generadas por la situación actual.

 

Así lo ha señalado Puente este lunes en declaraciones en el programa Hoy por Hoy de la Cadena Ser Valladolid, recogidas por Europa Press, en las que se ha referido a la afección que tiene la crisis generada por la pandemia y el estado de alarma en las arcas municipales.

 

El regidor ha advertido de que como consecuencia de la caída de ingresos municipales, afectará de manera "evidente" al presupuesto municipal, lo que le hace prever que el ejercicio actual se cierre a final de año con déficit, algo que no ocurría en el Ayuntamiento desde hace tiempo, aunque ha matizado que las cuentas municipales están "saneadas", por lo que considera que pueden "asumir sin problemas un año con déficit".

 

Por otro lado, ha añadido que confía en que el Gobierno de España permita a los ayuntamientos dedicar el remanente presupuestario de 2019 y de años anteriores para atender las necesidades generales creadas en la actual crisis.

 

Así, ha explicado que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha trasladado el Gobierno un documento, en el que Puente destaca que ha participado el Ejecutivo municipal que dirige, para solicitar esa utilización de remanentes con los que poder facilitar una salida de la crisis de la manera "más rápida posible".

 

Puente ha destacado que, en el caso de Valladolid, además de los 3 millones de superávit con los que se ha cerrado el ejercicio 2019 -a falta de certificación de la Intervención municipal-, hay un remanente acumulado de los años anteriores que ha cifrado en "35 millones de euros".

 

Con ello, ha apuntado, se podría ver "dónde está el daño" y destinar esas cantidades en la medida que sea posible a ayudas sociales, de emergencia y también para ayudar a la economía local, a autónomos, comercio y empresas.

 

Por otro lado, el regidor vallisoletano ha apuntado a la posible recuperación del servicio de estacionamiento regulado de la ORA cuando "se vuelva a una cierta normalidad". De hecho, ha añadido que espera a conocer este martes el desarrollo del nuevo decreto para el Estado de Alarma que regirá a partir del próximo día 13 y en funcion de ello podrían tomar una decisión al respecto.

 

Puente ha apostillado que si se toma la decisión de volver al sistema de la ORA espera que la ciudadanía sea más comprensiva que cuando se anunció hace tres semanas la intención de mantenerla vigente, cuando asevera que ha recibido "más insultos" que en cualquier otro momento de su etapa como alcalde.