El Ayuntamiento de Valladolid asegura que las obras de la Plaza Mayor estarán terminadas antes de Semana Santa y que no hay "plan B"

FOTO: GERMÁN PRIETO.

El presidente de la Junta de Cofradías de la Semana Santa, Isaías Martínez Iglesias, ha manifestado su esperanza de que las obras permitan que la Pasión vallisoletana se lleve a cabo "con normalidad".

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado este lunes que las obras de los nuevos accesos al aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor "van razonablemente bien de plazos", por lo que se mantiene la previsión de que terminen en el mes de marzo, de modo que "no hay plan B" para los recorridos de las procesiones de la próxima Semana Santa.

 

Durante la presentación del cartel de la Semana Santa de 2019, celebrada este lunes en el Ayuntamiento de Valladolid, el presidente de la Junta de Cofradías de la Semana Santa, Isaías Martínez Iglesias, ha manifestado su esperanza de que las obras que se llevan a cabo en la plaza y otras calles así como la meteorología permitan que la Pasión vallisoletana se lleve a cabo "con normalidad".

 

A este respecto, en declaraciones posteriores a los medios de comunicación, el regidor vallisoletano ha subrayado que el equipo de Gobierno municipal hace seguimiento de la obra "a diario", en primer lugar porque por la proximidad "todos los días" están "encima" de los trabajos, que según ha apuntado "van razonablemente bien de plazos".

 

Además, ha incidido en que están "en contacto permanente" con la constructora y el cronograma "va muy parecido al que elaboraron", con final previsto para el mes de marzo, "salvo que haya alguna circunstancia sobrevenida que impida que la obra vaya al ritmo que va", ha matizado el regidor.

 

Puente se ha mostrado convencido de que los trabajos llegarán "a tiempo" antes del inicio de las Procesiones, el Viernes de Dolores, 12 de abril. Por ello, ha defendido que "no hay un plan B" porque el "plan A" establecido desde el principio dice que "van bien en plazo".