El Ayuntamiento de Valladolid argumenta que "legalmente no puede dar más datos" del soterramiento

Imagen del pleno del Ayuntamiento de Valladolid. JUAN POSTIGO

Izquierda Unida ha preguntado en el pleno de este martes por datos del proyecto, a lo que el equipo de Gobierno ha asegurado que no puede aportar datos pero que seguirá adelante.

La concejal de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Cristina Vidal, ha reiterado este martes, ante las peticiones de los grupos de la oposición, que no puede aportar datos económicos sobre la viabilidad del proyecto ferroviario porque esa decisión corresponde exclusivamente a la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, pero ha insistido en garantizar el futuro de la operación.

 

Así ha respondido la edil durante el Pleno municipal correspondiente al mes de junio, en el que el Grupo Municipal de Izquierda planteaba una moción, que ha sido rechazada por el equipo de Gobierno, con varias propuestas de obras de adecuación del entorno de las vías y con la solicitud de información de la situación económica del proyecto.

 

Tanto el portavoz de Izquierda Unida, Manuel Saravia, como el del Grupo Socialista, Javier Izquierdo, han reclamado que se haga partícipes a los grupos de la oposición de la "situación real" de la Sociedad y del proyecto ferroviario ya que, como ha apuntado el edil de IU, se ha firmado unos acuerdos de financiación "con riesgos" y la ciudadanía desconoce lo que puede conllevar.

 

Según Saravia, también se ha hablado de "replantear" el proyecto, pero considera que tampoco se ha informado convenientemente a los grupos políticos, más allá de algunas declaraciones del alcalde a los medios de comunicación.

 

Por su parte, Javier Izquierdo ha advertido de que la Sociedad "está muy endeudada" pero los integrantes, entre los que está el propio Ayuntamiento, el Ministerio de Fomento y la Junta de Castilla y León "no hacen más que marear la perdiz" y no tienen en cuenta a los grupos de la oposición. También ha interpretado que las palabras de la ministra Ana Pastor este mismo año en Valladolid "dan a entender que la operación no está garantizada".

 

Sin embargo, la edil Cristina Vidal ha incidido en que esas mismas palabras de la ministra dejaron claro que "el soterramiento sigue adelante", y como muestra de ello ha indicado que el estudio de viabilidad ya se ha adjudicado a una consultora de ámbito internacional. Posteriormente, en su rueda de prensa, el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, ha añadido que todavía no ha concluido el plazo para que se presente la auditoría de los terrenos.

 

En cuanto a la petición de información, ha recalcado que sólo la Sociedad Alta Velocidad está autorizada para hablar de las cuentas de la operación e incluso ha aseverado que los primeros contratos civiles firmados cuando el Gobierno de España era socialista "tenían cláusula de confidencialidad" y ha recordado que están a disposición de los grupos de la oposición en el registro civil. Los portavoces de la oposición han insistido en que ésto "no es suficiente".

 

Asimismo, Saravia ha apuntado algunas obras de adecuación que se podrían llevar a cabo en el entorno de la vía de ferrocarril en los barrios del norte y el este y, especialmente, ha reclamado que se garantice el mantenimiento del paso a nivel durante las hipotéticas obras del soterramiento. Tanto Cristina Vidal como el regidor han garantizado este término.

 

Por su parte, Javier Izquierdo, al haber citado Vidal los costes de algunas de estas obras, ha apostillado que "cuando habla de lo que cuesta algo a la ciudadanía" debería "mirar lo que cuesta" ella, porque la ha responsabilizado, entre otras cosas, de los casi 20 millones de euros que está condenado a pagar el Ayuntamiento a los propietarios de Finca Zambrana.