El Ayuntamiento de Valladolid apuesta por la producción agroecológica local y de cercanía

María Sánchez en el Ecomercado de Plaza España. Archivo

Frente a la actual crisis sanitaria, el Consistorio resalta la seguridad que proporciona la alimentación local, de calidad y sostenible

El Ayuntamiento de Valladolid trabaja en la promoción de una alimentación más sana y sostenible de la población vallisoletana a través del apoyo a la producción agroecológica local y de cercanía. Ante la actual situación de excepcionalidad, la Red de Ciudades por la Agroecología, recuerda que la alimentación local, de calidad y sostenible es segura frente al reto sanitario global.

 

La estategia del Consistorio vallisoletano se enmarca en el hecho de que éste es firmante del Pacto de política alimentaria urbana de Milán y a través de su Estrategia Alimentaria.

 

María Sánchez, concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y vicepresidenta de la Red de Ciudades por la Agroecología, ha explicado que la gravedad y rapidez en la expansión del coronavirus conlleva la necesidad de adoptar medidas excepcionales que afectan a la cotidianidad de la población de manera general y que, en muchos casos, tienen que ver con la alimentación.

 

Desde la Red de Ciudades por la Agroecología, añade, se entiende que esta situación "merece una reflexión de fondo, más allá de la esencial respuesta, contundente e inmediata, ante la crisis sanitaria".

 

Así, esta Red de Ciudades de la que forman parte 18 municipios españoles, entre los que se encuentran Zaragoza, Madrid, Pamplona o Valencia, considera que la presente crisis sanitaria pone de relieve la importancia de la buena alimentación como estrategia de salud preventiva.

 

Por ello, ven clave que los poderes públicos centren los esfuerzos en hacer llegar una alimentación adecuada a toda la población saludable, basada en alimentos vegetales frescos, legumbres, cereales, frutos secos, disminución de productos de origen animal y eliminación de alimentos procesados; sostenible, que no contamina -como la agricultura ecológica, la ganadería extensiva y la pesca sostenible- y que refuerza nuestra salud, al reducir nuestra exposición a tóxicos, y a través de un medio ambiente saludable, así como local y de temporada, que incrementa la calidad de los alimentos, reduce desplazamientos y refuerza las pequeñas y medianas producciones locales.

 

En segundo lugar, se considera que las medidas de aislamiento y cierre de flujos llevan a resaltar el papel de la provisión de alimentos en el entorno local, de cara a la seguridad alimentaria.

 

Por ello, es necesario fortalecer y proteger las pequeñas producciones agroalimentarias sostenibles de proximidad -agricultura familiar, agricultura ecológica, agroindustria artesanal, ganadería extensiva y pesca artesanal y sostenible- y, especialmente, a las mujeres productoras ya que juegan un papel fundamental a la hora de garantizar un abastecimiento alimentario saludable y respetuoso con el medio ambiente.

 

No en vano, la Agroecología ha sido reconocida por las Naciones Unidas como la principal estrategia para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

 

"El refuerzo de los tejidos económicos locales y sostenibles es una forma de adelantarnos en la reconstrucción que, tras la crisis, habrá que afrontar. Son estos tejidos locales de producción y distribución, de apoyo entre personas en un mismo territorio, los que están sosteniendo las muchas situaciones a las que las administraciones públicas no logran llevar su apoyo", destaca Sánchez.

 

FORTALECER CANALES DE DISTRIBUCIÓN

 

Por ello, aboga por que las administraciones públicas centren esfuerzos en fortalecer los canales de distribución de proximidad, incluyendo los mercados de abastos y de calle, las asociaciones de consumo y el pequeño comercio.

 

A su vez, ve necesario enfocar una compra pública para la ayuda alimentaria que fortalezca la producción y distribución locales, "que son las que aportan empleo estable, seguridad, calidad, y una cohesión social hoy, más que nunca, necesarias".

 

Por todo ello, desde la Red de Ciudades por la Agroecología se quiere resaltar el papel de las políticas alimentarias locales para fortalecer nuestras comunidades frente a crisis como la del Covid-19.

 

Un claro ejemplo de estas políticas en Valladolid es el Ecomercado de la Plaza de España, que reúne a productores/as locales y del entorno cercano pero que, dadas las actuales circunstancias, ha tenido que suspender su actividad.

 

Sin embargo, la Asociación VallaEcolid, con la colaboración de la Concejalía de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, han puesto en marcha un sistema de reparto de cestas a domicilio, con los productos que habitualmente se encuentran en el Ecomercado.

Noticias relacionadas