El Ayuntamiento de Valladolid aprueba el expediente de la ayuda a domicilio con 36,4 millones hasta 2023

El contrato se divide en dos lotes y abarca las anualidades de 2020 a 2023. El primero, con un total de 32,6 millones de euros incluye las modalidades de atención personal, respiro familiar, limpieza y lavandería.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este miércoles el expediente de contratación mediante procedimiento abierto para el servicio de ayuda a domicilio, para lo que se autoriza un gasto total de 36.363.600 euros para las anualidades 2020, 2021, 2022 y 2023.

 

Este ha sido uno de los acuerdos adoptados este miércoles en la sesión ordinaria del órgano de Gobierno, presidido por el alcalde, Óscar Puente Santiago.

 

Entre los asuntos del Área de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria, la Junta de Gobierno ha aprobado el expediente de contratación, mediante procedimiento abierto, del servicio de ayuda a domicilio autorizando un gasto total de 36.363.600 euros.

 

El contrato se divide en dos lotes y abarca las anualidades de 2020 a 2023. El primero, con un total de 32,6 millones de euros incluye las modalidades de atención personal, respiro familiar, limpieza y lavandería.

 

El segundo lote, relativo al servicio de comidas a domicilio comporta un total de 3,8 millones de euros para los cuatro años.

 

Asimismo, se ha dado el visto bueno a la adjudicación del contrato del servicio de mantenimiento de la aplicación informática prestAVA a la empresa Connectis ICT Services SAU, por un importe total de 90.000 euros con cargo a los presupuestos de los años 2020, 2021 y 2022.

 

PrestAVA es la aplicación del Ayuntamiento de Valladolid para la gestión y tramitación de las prestaciones sociales, así como el seguimiento y control de facturación de proveedores, integrada con otros sistemas externos.

 

En materia de Movilidad y Espacio Urbano, el órgano de gobierno ha concedido la licencia de obras para la construcción de una vivienda unifamiliar en la Cañada Real.

 

Además, se han impuesto sanciones a dos establecimientos hosteleros en las calles Prado y paseo de Zorrilla 80, por infracciones muy graves de la ordenanza de terrazas.

 

También se ha sancionado al titular de un bar situado en la calle San Lorenzo, en este caso por parte del Área de Medio Ambiente, por infracción muy grave en materia de ruido y vibraciones.