El Ayuntamiento de Valladolid aprobará un presupuesto que alcanza los 341 millones de euros

Las cuentas han sido pactadas por PSOE, VTLP y SSP en unas negociaciones que se vienen produciendo desde verano.

Pactados antes de su presentación. Así llegan los presupuestos del Ayuntamiento de Valladolid para el próximo 2019. El Partido Socialista y Valladolid Toma la Palabra llevan desde los meses de verano negociando con Sí Se Puede para llegar a este punto con un acuerdo que permita su aprobación en pleno independientemente del voto del resto de grupos.

 

Unas cuentas que, en grandes cifras, alcanza los 341.551.445 euros, lo que supone un 1,3% más que las de 2018 y que según el alcalde, Óscar Puente, responden "más que nunca a la palabra acuerdo". "Había augurios de que esto no iba a salir bien en el momento de la investidura", señalaba el regidor, quien ha querido agradecer el "sentido de responsabilidad de los concejales y su calidad humana".

 

Unos presupuestos que son motivo de orgullo para el alcalde al ser "el único ayuntamiento de Castilla y León, junto con Soria, que ha aprobado los presupuestos en tiempo y forma los cuatro ejercicios", tras lo que ha recordado que el gobierno municipal soriano goza de mayoría absoluta, algo que no sucede en Valladolid.

 

Para el 2019 se ha elaborado, según Puente, un presupuesto "equilibrado" con la promoción de políticas sociales y la consolidación de empleo como principales objetivos y con "cuatro millones de euros de incremento sin subida de impuestos por cuarto año consecutivo".

 

SOCIOS DE CUENTAS

 

El líder de Valladolid Toma la Palabra en el Ayuntamiento, Manuel Saravia, ha asegurado que las cuentas responden a "un proyecto de ciudad definido y con motivaciones claras", con las políticas sociales como prioridad en el conjunto del proyecto y en cada una de las áreas: "es innegable, se nota en las prioridades, se nota en la colaboración entre áreas", apuntaba el edil de urbanismo.

 

También ha señalado cómo "la mayor parte de las propuestas innovadoras han venido para quedarse y tienen previsión de durabilidad".

 

Para la portavoz de Sí Se Puede, Charo Chávez, el tercer partido autor de las cuentas, en "año preelectoral era importante contribuir a la certidumbre de la ciudadanía". "Los presupuestos debían responder al aumento del gasto social y consolidar el desarrollo económico".

 

Como puntos principales, Chávez ha señalado el aumento de los presupuestos participativos -alcanzan los cinco millones-, potenciar el deporte base, "especialmente el femenino", o la toma de medidas específicas para familias monoparentales y un plan de dinamización del comercio en los barrios de la ciudad.

 

PRINCIPALES PARTIDAS

 

De los algo más de 341 millones y medio con los que el Ayuntamiento contará para 2019, 285 millones corresponden al Consistorio, mientras que la Fundación Municipal de Cultura recibe 16 millones, la de Deportes 15,5 millones. 31 millones de euros irán destinados a Auvasa, 28 millones y medio para Aquavall y la distribución más pequeña se destina a VIVA, 7 millones.

 

Óscar Puente ha anunciado la compactación de entidades en la Fundación Municipal de Cultura, que incluirá a todas las instituciones que hasta ahora contaban con persona jurídica propia, dentro de la propia Fundación, a excepción de la Casa de la India.

 

Las cuentas destinan 29 millones a políticas sociales, y 2,6 millones más a la Concejalía de Servicios Sociales que irán destinados al programa de ayuda a domicilio, para "erradicar la lista de espera" que actualmente se sitúa en 700 personas.

 

La partida para el alquiler social asciende hasta los tres millones de euros, mientras que otros 11 millones se dedicarán a políticas de empleo. Por último, a la integración ferroviaria se van a dedicar 8 millones de euros, los mismos que para este 2018.

Noticias relacionadas