El Ayuntamiento de Valladolid ahorra cerca de 240.000 euros anuales con su apuesta por las energías limpias
Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Valladolid ahorra cerca de 240.000 euros anuales con su apuesta por las energías limpias

Óscar Puente y María Sánchez en la presentación de las placas.

El Consistorio instala en la azotea del edificio de la plaza Mayor unas placas fotovoltaicas que evitarán la emisión de seis toneladas de CO2 al año

El Ayuntamiento de Valladolid ahorra unos 240.000 euros al año con su apuesta por la instalación de sistemas de generación de energía renovable y limpia, en más de medio centenar de inmuebles municipales. Una de ellas son las placas fotovoltaicas colocadas en la azotea de la Casa Consistorial de la plaza Mayor, que se han colocado sobre unos soportes para no dañar la estructura del edificio histórico.

 

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y al concejala María Sánchez presentaron hoy desde el tejado del Ayuntamiento esta actuación, que se suma -dijo- a la apuesta por la movilidad sostenible, que tuvo ayer en la ciudad a dos deportistas como Miguel Indurain y Martín Fiz. El regidor destacó las 59 instalaciones municipales que han incorporado estas nuevas instalaciones energéticas.

 

En ese sentido, María Sánchez indicó que las instalaciones del Ayuntamiento de Valladolid permitirán un ahorro en la factura de energía de 3.000 euros al año, y evitarán la emisión a la atmósfera de unas seis toneladas de CO2 al año. Además, destacó que se han acometido otras ocho actuaciones en los dos últimos años, que reducen el gasto en 94.000 euros y permite no generar más de 200 toneladas de CO2.

 

Se trata, explicó la edil, de instalaciones de centros cívicos, colegios, dependencias municipales del Ayuntamiento, dos piscinas e incluso el Museo de la Ciencia y el parque de Bomberos. Destacó que en seis u ocho años se recupera la inversión y destacó que la vida útil de los paneles solares es de unos 25 años.

 

Además, remarcó que estos nueve proyectos se unen a 56 con las que ya contaba el Ayuntamiento de Valladolid, que en conjunto suponen un ahorro para las arcas municipales de 240.000 euros. Además, del beneficio económico, destacó la contribución a la conservación del medio ambiente.

 

Igualmente, María Sánchez destacó otras iniciativas medioambientales sobre la contaminación o la movilidad, así como los beneficios que recogen para este tipo de instalaciones las ordenanzas municipales, que recalcó alcanzan el 95 por ciento. Además, recordó que el Fondo COVID contempla ayudas, gestionadas por la sociedad de vivienda (VIVA), para la rehabilitación de viviendas y para proyectos energéticos.

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: