El Ayuntamiento de Valladolid adjudica a Impursa las marquesinas y postes de paradas de autobús

Una marquesina de autobús en la esquina de Ferrari, en Valladolid. J.Á.G.

El contrato tiene una duración de cinco años y supondrá una cuantía de 700.000 euros.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha concedido a la empresa Impursa el contrato de conservación, mantenimiento y explotación publicitaria de marquesinas y postes de las paradas de autobús de la ciudad, por una cuantía superior a los 700.000 euros para un período de cinco años.

 

El órgano de Gobierno ha celebrado su reunión este viernes, con la presidencia del alcalde, Francisco Javier León de la Riva, en la que se han aprobado diversos acuerdos como también la autorización de la amortización de deuda por un total de 7.310.394,73 euros procedentes del remanente del presupuesto de 2013.

 

En materia de Seguridad y Movilidad, se ha adjudicado la concesión para la conservación, reposición, mantenimiento, y explotación publicitaria de marquesinas, postes y demás equipos accesorios para las paradas de autobús, y otro mobiliario urbano de interés general en suelo público, así como el suministro de nuevo material, a la empresa Impursa.

 

El plazo de vigencia de la concesión será de cinco años y el adjudicatario debe abonar un canon anual de 165.002 euros, resultado de multiplicar la superficie publicitaria (1.632 metros cuadrados más 32 metros cuadrados) por el canon por metro cuadrado ofertado, que fue de 99,16 euros.

 

El contrato estaba pendiente de adjudicar desde finales de septiembre, ya que concluía la prestación transitoria del servicio después de que en el pasado mes de febrero el Ayuntamiento acordara iniciar el proceso de resolución del contrato a la antigua adjudicataria (Artenosa) por el impago del canon del año 2013.

 

En los dos meses que han transcurrido desde que se comenzara el proceso de adjudicación, se ha informado en varias ocasiones de los crecientes desperfectos y pintadas en varias paradas de la ciudad que no podían ser reparados al no existir una empresa responsable de las instalaciones.

 

Según han señalado fuentes municipales, el plazo para la firma del contrato es de 15 días naturales a partir de la notificación de la adjudicación que no se producirá hasta el miércoles próximo, de modo que no se espera que Impursa se haga cargo de las labores hasta principios de enero.

 

La citada sociedad tiene sede en Alicante, está integrada en el grupo Redext y especializada en la gestión de mobiliario urbano, con mayor presencia en la Comunidad Valenciana, Cataluña y la Comunidad de Murcia.

 

Dentro del apartado de Hacienda y Función Pública, se ha autorizado una operación de amortización de deuda de 7,3 millones de euros del préstamo formalizado en noviembre de 2010 con la entidad Caja España de Inversiones Salamanca y Soria (Ceiss), ya que según recoge el acuerdo de la Junta de Gobierno, se trata del crédito que actualmente presenta un diferencial sobre el Euríbor más elevado y por lo tanto tiene un coste financiero mayor.

 

Se trata de una cantidad procedente del superávit del presupuesto de 2013, cifrado en unos 16 millones de euros, y del que una parte -aproximadamente 9 millones- se ha dedicado a la ejecución de obras sostenibles. Como ya explicó hace unas semanas el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, el equipo de Gobierno prevé concluir el año 2014 con una deuda financiera de 112 millones de euros, lo que supondría el 51 por ciento con respecto al capítulo de ingresos corrientes del Ayuntamiento, lejos del límite marcado por la legislación para gobiernos locales (110 por ciento).

 

Asimismo, se han autorizado diversos contratos de obras y servicios entre los que figuran la evolución de la plataforma de administración electrónica, correspondiente a la empresa Indra (154.009 euros IVA incluido); la construcción de una pasarela peatonal y ciclista que una el parque forestal Cerro de Las Contiendas con Villa del Prado a Collosa, por la cantidad total de 316.800 euros.

 

También figuran las obras para la creación del carril bici entre la Avenida Medina del Campo y la Plaza Doctor Quemada, sobre el Puente Arturo Eyries, encargado a la empresa Arcebansa por un total de la adjudicación asciende a 160.002 euros; la restauración del mural cerámico en el parque Ribera de Castilla encargada a Juan Carlos Jimeno Velasco por 6.500 euros; y también de las escaleras imperiales del mismo espacio, que corresponde a Toyrsa, con un gasto de 13.800 euros.

 

Asimismo, se ha confirmado los contratos para la remodelación de la piscina del barrio España y creación de un 'parque de fitness', también  adjudicada por lotes. El parque y urbanización será ejecutado por Inmeva Infraestructuras (57.786), el equipamiento de fitness a Viveros Gimeno Valladolid (9.431 euros), y la reparación del frontón a Ángel Paredes Rúa (53.785 euros).

 

 

Asimismo, se ha acordado adjudicar el contrato de obras de modificación de la acera de la Avenida Vicente Mortes, entre las calles Ramón Pradera y Mieses, para "asegurar el tránsito peatonal" a la compañía Toyrsa Empresa Constructora, por un importe de 70.574 euros (sin IVA) al ser la oferta más ventajosa.

 

Las obras, que según fuentes municipales "solucionarán una demanda vecinal", modificarán la situación de la acera adyacente a la Feria de Muestras cambiando su ubicación y situándola paralela a la calzada existente, en lugar de parte del jardín actual. Éste se ejecutará en lugar de la acera trasladada, ampliando la superficie del mismo hasta el muro de la citada Institución ferial. El plazo para la realización de los trabajos es de tres meses.