El Ayuntamiento de Valladolid acusa al PSOE acusa al PSOE de "confundir a la ciudadanía" con sus cálculos de inversión y recaudación

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Valladolid, Alfredo Blanco, ha asegurado en un comunicado de prensa que el Grupo Socialista "al no poder realizará crítica realista sobre los buenos datos de liquidación del presupuesto de 2013" ha mezclado datos económicos con opiniones para "confundir a la ciudadanía".

 

Esta ha sido la respuesta del equipo de Gobierno a la rueda de prensa ofrecida este jueves por el PSOE, en la que ha comparado la "recaudación tributaria" del Ayuntamiento de Valladolid durante el ejercicio 2013 con las inversiones "verdaderas", que han supuesto "sólo" 3,27 millones de euros, según sus cálculos, y una quincuagésima parte de la recaudación.

 

Así, el comunicado cita varios ejemplos de "incorrecciones" en la información aportada por el Grupo Socialista como que "se computan como ingresos tributarios importes que nada tienen que ver con los tributos como son las multas; o, mucho más curioso, el PSOE decide qué conceptos se incluyen o no en el concepto de inversión".

 

Según el texto, la determinación de qué sea o no inversión "no depende de la voluntad política de nadie", sino que es un concepto contable reglado por la legislación por la que se aprueba la estructura de los presupuestos de las entidades locales.

 

A la vez, en el "cómputo caprichoso" que realizan de las inversiones, incluyen como inversión la urbanización de algunas calles, "pero no incluyen ninguna de las urbanizaciones que afectan a otras calles por importe de más 3 millones de euros en el marco del contrato vigente de mantenimiento de vías públicas, ni tampoco se incluyen los casi 2 millones de euros de obras de alumbrado público" y otros conceptos similares.

 

Por otro lado, según ha relatado Blanco, se dice que se "ha aumentado la recaudación un 25 por ciento", lo que ha considerado que "no sólo no es cierto sino que además es imposible" porque ha insistido en que la crisis económica ha tenido en las Administraciones Públicas, el "efecto drástico de descenso en los ingresos públicos y esto es de público conocimiento".

 

De hecho, el presupuesto de ingresos municipal ha experimentado un notable y continuado descenso desde el ejercicio 2010.

 

Para el edil, los buenos resultados municipales confirmados por la liquidación se basan, "no en un aumento de los ingresos, sino en una mejora de la gestión, que es consecuencia de la adopción de medidas por parte del equipo de gobierno municipal desde que se advirtieron los primeros síntomas de la crisis".