Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Valladolid achaca el exceso de hojas en las aceras “al retraso del invierno”

La calle Santiago Alba cubierta de hojas. TRIBUNA

Muchos vecinos han mostrado su malestar por el aspecto y el peligro que crean, mientras que desde la Concejalía de Medio Ambiente reconocen que “hay muchísimas”.

Como cada otoño, la caída de las hojas de los árboles llena las aceras, pero este año este proceso ha sido mucho mayor. Esto ha provocado las quejas de muchos vecinos, que han puesto en conocimiento del Ayuntamiento de Valladolid su malestar por la situación, ya que denuncian que no se limpien las zonas.

 

Una situación desagradable para los ciudadanos y por la que la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, ha mostrado su interés para tratar de poner remedio. “Sabemos que están cayendo muchísimas hojas. Desde el Servicio de Parques y Jardines nos han comentado que puede deberse a que el invierno ha llegado más tarde y han caído más de repente. También es cierto que ha llovido más este año, explicó a TRIBUNA.

 

A esta redacción, concretamente, llegó una denuncia de la situación en la calle Santiago Alba, junto a la sede de Presidencia de la Junta de Castilla y León. “Llevamos más de un mes que parece una selva más que una calle, y luego dicen que la ciudad está limpia. Por aquí no aparecen los del Servicio de Limpieza, pero los recibos sí que llegan a los bancos. Seremos de fuera de Valladolid o vecinos de tercera división, señaló un vecino de la zona.

 

Sánchez aseguró no tener constancia de este caso concreto, pero aseguró que tomaría “nota”. Y no es el único, ya que a través del 010 sí llegaron otras muchas quejas. La concejala recordó “cuando León de la Riva hablaba del tema”. “Es algo que ocurre todos los otoños”, argumentó.

 

DISPOSITIVO

 

Para paliar la problemática de las hojas, desde el Ayuntamiento ponen en marcha “un dispositivo especial todos los años”. “Intentamos que no sea peligroso cuando llueve. La campaña de retirada de hoja de vía pública se inició hace cuatro semanas, comentó María Sánchez.

 

“Consiste en habilitar una barredora de gran capacidad destinada a cada una de las seis zonas de limpieza viaria en las que tenemos dividida la ciudad, acompañada a su vez por operarios de limpieza viaria equipados con máquina sopladora, con el fin de realizar un trabajo conjunto con la máquina barredora, explicó sobre el operativo.

 

 

Sánchez concretó que el dispositivo está formado por “ocho barredoras grandes (de 4 metros cúbicos) y tres pequeñas  (de 1,5 metros cúbicos) diariamente”. “Asimismo, desde el inicio de la campaña de retirada de hoja, se disponen varios puntos de descarga con el fin de que las máquinas barredoras, cuando realizan las descargas (cuatro diarias de media), no tengan que realizar grandes desplazamientos”, apuntó.

 

La hoja de dichas zonas de descarga es “retirada semanalmente” mediante el uso de “una máquina cargadora y un camión de carga lateral, que prensa mucho más la hoja, para su descarga como materia orgánica en el Centro de Tratamiento de Residuos.

 

CANTIDADES

 

María Sánchez puso como ejemplo los datos del Servicio de Limpieza del lunes 19 de noviembre, cuando recogieron un total de 312 toneladas, y del lunes 26, en el que la cifra fue de 328. Es decir, casi 16 toneladas más de una semana a otra que fueron aportadas por esos camiones.

 

Desde el Ayuntamiento cuentan con una máquina barredora grande que carga una media de 1.200 kilogramos de hojas, y que realiza “cuatro descargas diarias de media”. “Estaría recogiendo unos 4.800 kilogramos al día, señaló. Mientras, las pequeñas cargan una media de 450 kilogramos, realizando “cinco descargas de media”. En este caso, el resultado de la cuenta sería de “2.250 kilogramos”.

 

“Diariamente suelen prestar servicio un total de 8 máquinas barredoras grandes y 3 pequeñas, por lo que la cantidad media diaria de hoja recogida sería de 45.150 kilogramos, ascendiendo por lo tanto la cantidad recogida semanal a unas 316 toneladas, explicó la concejala.

 

En cuanto al volumen, Sánchez comentó que la recogida diaria de aproximadamente 150 metros cúbicos de hoja correspondería “a un piso de 55 metros cuadrados. “En esta valoración, lógicamente, no se tiene en cuenta toda la hoja recogida manualmente por los operarios de limpieza viaria manual”, finalizó.