El Ayuntamiento de Valladolid, a través de VIVA, incentivará el alquiler para dar solución a las 17.000 viviendas vacías

En este sentido, el programa garantiza el cobro puntual de la renta y la devolución de la vivienda a la finalización del contrato en buen estado.

La Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda, VIVA, dependiente de la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, ha puesto en marcha un programa de captación y movilización de vivienda vacía en Valladolid, para incorporarla al mercado del alquiler.

 

Su objetivo es facilitar que un buen número de viviendas vacías de titularidad privada se incorporen al mercado del alquiler a un precio asequible para el inquilino y con garantías para el propietario, con la intermediación de la Sociedad a través de un sistema de garantías e incentivos para el propietario a cambio de fijar unos precios máximos de los alquileres.

 

En Valladolid se calcula que hay del orden de 17.000 viviendas vacías, muy por encima del stock técnico necesario para un funcionamiento fluido del mercado (que se calcula entre el 3 y el 5 por ciento; es decir: entre 4 y 7.500 viviendas), lo cual supone "un grave desajuste", pues da lugar a un "uso ineficiente" del espacio y servicios urbanos, "se desaprovechan recursos, se incumple la función social de la propiedad y no se contribuye a atender a las necesidades de vivienda".

 

La puesta en uso de parte de esas viviendas es necesaria, en opinión del concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, y se plantea desde dos ángulos complementarios. Por un lado se propone gravar tributariamente las viviendas vacías y por otro, y complementariamente, se quiere incentivar la puesta en el mercado de las viviendas vacías susceptibles de ser alquiladas.

 

En este sentido, el programa garantiza el cobro puntual de la renta y la devolución de la vivienda a la finalización del contrato en buen estado.

 

Además ofrece ciertos beneficios económicos, como el del seguro multirriesgo del hogar a cuenta de VIVA; la compensación del 50% del IBI; el certificado de eficiencia energética (CEE), tramitado y costeado por VIVA; o la financiación al 0% y hasta 5.000 euros de los gastos necesarios para adecuar la vivienda.

 

Y se le ofrece también la realización, por parte de VIVA, de una serie de gestiones como la búsqueda de inquilino. Además, la elaboración, firma y seguimiento del contrato de arrendamiento; la tramitación de la fianza; o la transferencia mensual al propietario del importe de la renta.

 

REQUISITOS

 

Para optar a estos beneficios se tendrán que cumplir una serie de requisitos. La vivienda a alquilar ha de estar ubicada en el término de Valladolid, ha de ser susceptible del alquiler, haber estado vacía en los últimos seis meses y contar con requerimientos como estar dada de alta en los suministros de agua, luz y gas, si lo tuviera y la cocina debe contar con el equipamiento básico, entre otros.

 

Las principales condiciones son que se firme un contrato de cesión de la vivienda a VIVA por un plazo mínimo de tres años. Y que el precio máximo del alquiler no supere en ningún caso los 450 euros mes.

 

Para el inquilino, apunta el Ayuntamiento, los beneficios son igualmente significativos. En primer lugar, le permitirá obtener una vivienda digna a un alquiler que no supere el 30% de sus ingresos. VIVA abonará el 25% del precio del alquiler pactado. Se asesorará al inquilino en la firma del contrato de alquiler y se le informará de las posibles líneas de ayuda que se puedan convocar por las distintas administraciones públicas. El inquilino deberá estar empadronado en Valladolid en el momento de la firma del contrato, entre otros.

 

Para la Sociedad VIVA se estima un coste del orden de 230.000 euros año, y se prevé que con este programa se puedan poner en alquiler unas 150 viviendas 'vacías' (desocupadas más de seis meses). Una cantidad que en función del resultado podrá incrementarse en los próximos años.

 

ACTUACIONES

 

Este programa se añade a otras actuaciones sobre vivienda que está llevando a cabo la Sociedad VIVA. Por un lado se encuentra el programa de 'Viviendas Blancas' (destinado al alquiler social del parque municipal, para hogares que no superen unos ingresos del 1,3 IPREM, además de las actuaciones previstas en él para eliminar los casos más graves de infravivienda y hacinamiento).

 

Por otra parte, se está actuando en la rehabilitación urbanística y social de algunos barrios (en primer lugar, el 29 de octubre). Y se prevé la construcción de 25 viviendas para jóvenes. Aparte de otros programas recogidos en el Plan de Vivienda que forman así un completo programa de vivienda, de carácter social, concluye el comunicado.