El Ayuntamiento de Valladolid, a la espera del informe del interventor para aprobar la jornada de 35 horas

La previsión del equipo de Gobierno es poder llevar este acuerdo a la Junta de Gobierno de este miércoles, 25 de julio, como despacho extraordinario.

El Ayuntamiento de Valladolid se encuentra a la espera del informe preceptivo del interventor municipal para poder llevar este miércoles a la Junta de Gobierno la aprobación de la recuperación de la jornada de 35 horas semanales para los empleados del Consistorio.

 

Según ha explicado el concejal de Hacienda y Promoción Económica, Antonio Gato, en declaraciones a Europa Press, este martes se ha celebrado una reunión entre representantes del Servicio de Personal y de los sindicatos para plantear el acuerdo sobre los calendarios laborales en los diferentes servicios municipales ya con la recuperación de las 35 horas semanales.

 

La previsión del equipo de Gobierno es poder llevar este acuerdo a la Junta de Gobierno de este miércoles, 25 de julio, como despacho extraordinario, si bien falta todavía el necesario informe del interventor municipal, que se espera que pueda estar a primera hora de la mañana.

 

Tras la reunión con los sindicatos, de carácter no definitivo, el edil de Hacienda ha considerado que "todo apunta que no va a haber problema" y que en principio las organizaciones sindicales están de acuerdo con el planteamiento.

 

Eso sí, una vez se apruebe en Junta de Gobierno la recuperación de la jornada de 35 horas, posteriormente se debe materializar el acuerdo con la aprobación de los calendarios laborales por parte del Comité de Empresa.

 

Mientras tanto, el sindicato CSIF, en un comunicado, ha dado por hecha la aprobación de la recuperación de las 35 horas en el Ayuntamiento de la capital, que esperan que cuando se ultimen los "trámites y decretos" necesarios pueda entrar en vigor la próxima semana.

 

La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado ha abierto la vía para la recuperación de la Jornada Laboral de 35 horas en las administraciones locales, ya que el Acuerdo del 9 marzo entre UGT y el anterior Gobierno de España, incorporado en la Ley de Presupuestos permite la negociación para variar el horario de los empleados públicos y rebajar de las 37,5 horas actuales a las 35 horas semanales que se realizaban antes de las medidas aplicadas por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012.