Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Tordesillas reduce la previsión de préstamos en más de 138.000 euros gracias al superávit

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Tordesillas aprobó en el pleno de este martes una modificación de presupuesto en cuantía de 164.078,28 euros con el fin de financiar a cargo del superávit Inversiones Financieramente Sostenibles que en el presupuesto del año 2017 se preveía financiar con préstamo.

 

Estas inversiones, todas ellas singulares por su naturaleza y que por ese motivo son denominadas Financieramente Sostenibles por la ley, son la Rehabilitación del Edificio Circuito para Vestuarios del Taller Ocupacional, la Pavimentación y Acerado de la Calle Mater Dei, la Reparación de la Cubierta del Centro de Día y la Reparación del Colector de la Calle Santa María.

 

En otro de los puntos del orden día se incluyó una serie de subvenciones solicitadas y concedidas al Ayuntamiento de Tordesillas en cuantía de 39.686,00 € destinados a la reforma del Punto Limpio (23.362,80 € Estado + 5.000 € JCyL), mejora Cancha Deportiva Colegio Pedro I (9.000 € Diputación), Arreglo de Senderos ( 2.323,20 € Diputación).

 

También se aprobó el Suplemento de Crédito para hacer frente a la “liquidación complementaria” de IVA que tiene que afrontar el Ayuntamiento de Tordesillas en cuantía de 16.600 € que se pagará a cargo del Remanente de Tesorería y que viene como consecuencia de las discrepancias en cuanto al IVA declarado en el ejercicio 2013 y 2015, especialmente por la aplicación de un porcentaje del autoconsumo de los edificios municipales no aplicado a esta administración en ejercicios anteriores.

 

En el último de los puntos se aprobó una modificación del PECH a propuesta de una empresa de hostelería para permitir que en el entorno de la Plaza Mayor se puedan utilizar las viviendas como restaurantes, tal y como se permite en otros municipios turísticos, como pueden ser Salamanca o Valladolid.

 

El alcalde, José Antonio González Poncela, manifiesta que “este pleno es un claro ejemplo de la diferente vara de medir que el Gobierno de España tiene con sus ciudadanos. Por un lado, aprobando una amnistía fiscal para los grandes defraudadores y por otro exigiendo que las administraciones locales, que somos las que más servicios prestamos a los ciudadanos paguemos más impuestos y por lo tanto tengamos menos recursos a disposición de nuestros vecinos”.