Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Medina del Campo presenta dos nuevas ediciones del 'Programa Dédalo'

TRIBUNA.

Es esencial que los programas de prevención de drogodependencias tengan a la familia como uno de sus principales objetivos.

La Concejalía de Deportes, Festejos y Juventud del Ayuntamiento de Medina del Campo, dentro del Plan Municipal de Drogodependencias, pone en marcha dos nuevas ediciones del Programa DÉDALO, Programa de Prevención de Drogodependencias en el ámbito familiar.

 

La familia constituye la primera instancia de socialización y la institución que globalmente tiene más influencia en la formación y desarrollo de los/as niños/as y los/as jóvenes. Es en su seno donde estos/as niños/as y jóvenes, a través del aprendizaje y de la observación de las conductas de los adultos, se van capacitando para vivir en la sociedad y para afrontar de forma adecuada las nuevas situaciones que se les presentarán a lo largo de la vida, situaciones a las que no será ajena, con toda seguridad, la disponibilidad de drogas.

 

De ahí la consideración de la familia como un agente preventivo fundamental en los programas de prevención de drogas dirigidos a los adolescentes. La familia es capaz de influir positivamente en el desarrollo sano y equilibrado de sus miembros, lo que explica la necesidad de apoyar esta potencialidad para evitar que la convivencia en su seno se convierta en todo lo contrario, es decir, en una fuente de riesgo y dificultades en el proceso evolutivo de los hijos/as. De ahí que los programas de prevención de drogodependencias tengan a la familia como uno de sus principales objetivos.

 

El 'DÉDALO' es un programa de prevención familiar que tiene por objetivo la mejora de las habilidades educativas de los padres y madres (comunicación, establecimiento  de normas, supervisión de la conducta), el fortalecimiento de los vínculos familiares y la clarificación de la postura con relación al consumo de drogas. Una veintena de sesiones conforman el programa: 10 sesiones para padres, 6 sesiones para hijos/as y 4 sesiones conjuntas.

 

Entre los beneficios para la familia se incluyen mejorar la comunicación en la familia, la intervención con la familia es un planteamiento mucho más eficaz que las intervenciones familiares parciales (sólo con los padres o sólo con los hijos), se favorece un espacio privilegiado de encuentro y comunicación de toda la familia, se aprende a disfrutar el tiempo libre en familia, y el programa no tiene coste económico para la familia. 
 

Dentro de los beneficios para el padre y la madre, se contemplan aprender a manejar adecuadamente las normas, los límites, los refuerzos y los castigos en la familia, se reduce el número de conflictos entre la pareja por la educación de los hijos, se llega a acuerdos en este sentido, están más preparados para afrontar situaciones educativas complicadas con los hijos, se sienten más seguros a la hora de decidir cómo supervisar la conducta de los hijos, entienden y aceptan mejor las normas y las cumplen más frecuentemente, aprenden a controlar mejor sus impulsos, se mejora la relación entre iguales y con su familia, y se sienten partícipes de la dinámica familiar. 

 

Dentro de los beneficios para los hijos/a, se sienten partícipes de la dinámica familiar, entienden y aceptan mejor y cumplen más frecuentemente las normas, aprenden a controlar mejor sus impulsos, y mejora la relación entre iguales y con su familia.

 

Uno de los grupos se va a desarrollar los miércoles y el otro los jueves, ambos se van a desarrollar en el Centro Cultural Integrado “Isabel la Católica”, contando con servicio de guarderí, y si alguna familia estuviera interesada en participar que contacte en el teléfono 667751089 (Plan de Drogas).