El Ayuntamiento de Medina califica como "demoledor" el cierre de Made y confía en las negociaciones con inversores

La alcaldesa Teresa López asegura que se ha enterado por "una carta que me ha enviado por WhatsApp un trabajador" y que la factoría "tiene una carga importante de trabajo, pero dificultades financieras".

La alcaldesa de Medina del Campo, Teresa López, ha calificado como "demoledora" la pérdida de más de cien empleos de la fábrica Isowat Made de la localidad vallisoletana, que este jueves 15 de febrero comunicó a sus trabajadores, mediante carta, el cierre. 

 

La alcaldesa asegura que se ha enterado por "una carta que me ha enviado por WhatsApp un trabajador" y que, al menos hasta la tarde-noche del propio jueves, "no he podido hablar con la empresa ni con nadie del comité". Se trata del cierre de una compañía dedicada al diseño y fabricación de estructuras metálicas "que había ido perdiendo trabajadores en los últimos años, con EREs y regulaciones de empleo" afirma López, para quien el hecho de que más de cien personas pierdan su empleo "en un municipio de 20.000 habitantes, es demoledor". El cierre de la emblemática Made afecta, según fuente de Europa Press, a 103 trabajadores 

 

"Tengo esperanza en las negociaciones que se llevan a cabo con un inversor interesado" explica la alcaldesa de Medina del Campo, quien reconoce que "a través de la Junta hemos ido conociendo que había muchas dificultades, tiene una carga importante de trabajo pero tiene también dificultades financieras importantes".

 

"ESTAMOS MUY MOLESTOS"

 

Por su parte Juan Carlos López, secretario general de FICA-UGT declaró sentirse "muy molestos tanto el Comité como los representantes de UGT porque la empresa no ha dado la cara, ha venido una abogada que decía que tenía poderes" y que ha asegurado que "presentaba este expediente porque no había trabajo", según recoge Europa Press.

 

En definitiva, Juan Carlos López ha incidido en la "mala noticia" que supone esta decisión para Medina del Campo, pues muchos de los trabajadores llevan en Made "toda la vida" y supone la pérdida de "más de 100 puestos", además de la incidencia que puede tener para las empresas de la zona que son proveedores de esta fábrica.

Noticias relacionadas