Cyl dots mini

El Ayuntamiento de Boecillo resta importancia al accidente de Crystal Pharma

María Ángeles Rincón, alcaldesa de la localidad vallisoletana de Boecillo, ha restado importancia a la explosión que se ha producido este viernes en la empresa Crystal Pharma, ubicada en el Parque Tecnológico.

Rincón, en declaraciones a Europa Press, ha señalado que los productos químicos con los que trabaja la empresa supone una actividad de cierto riesgo y ha afirmado que este accidente es de "menor" entidad y de mucha menos importancia que el ocurrido hace años.

 

María Ángeles Rincón ha descartado que se hayan producido fugas y ha concretado que el accidente se ha producido por una "sobrepresión" en el reactor de la Planta de Síntesis 1 que ha provocado la explosión de una pieza de vídrio del aparato. De hecho, la alcaldesa ha aclarado que la actividad de la empresa ha continuado, salvo en el espacio en el que se ha producido la explosión.

 

En este accidente tres personas han resultado heridas, concretamente vecinos de las localidades vallisoletanas de Villabrágima, Aldeamayor y Boecillo, localidad donde se ubica la empresa.

 

Los hechos han ocurrido en torno a las 08.28 horas de este viernes, 15 de agosto, cuando ha explotado el recubrimiento de vídrio de una pieza del reactor del laboratorio farmacéutico de la empresa, con el resultado de tres personas heridas a causa del efecto de la onda expansiva.

 

Hasta el lugar de los hechos se han trasladado dos UVI móviles y un soporte vital básico, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Boecillo, Bomberos y el médico de urgencia de Laguna de Duero.

 

Dos de los tres heridos, con cortes superficiales y traumatismos por impacto de pronóstico leve, han sido evacuados al Hospital Universitario Río Hortega, donde poco después han recibido el alta, mientras que un tercero, de 42 años, ha sido trasladado al Hospital Clínico Universitario con traumatismo craneal leve y contusión costal, con pronóstico "reservado", según han informado a Europa Press fuentes sanitarias y de la propia empresa.

 

OTROS ACCIDENTES

 

Se da la circunstancia de que la empresa ya registró una explosión en 2004, en la que otras tres personas resultaron heridas, aunque no de carácter grave.

 

A estos dos incidentes se suma un incendio en junio de 2003 en el que no se produjeron heridos --la empresa se encontraba vacía-- y que afectó a cuatro de las seis naves de la empresa, en algunas de las cuales se almacenaban disolventes.

 

Esto supuso en su momento que la Guardia Civil aconsejara a los vecinos de urbanizaciones cercanas incluso que cerraran puertas y ventanas ante la posibilidad de que se formara una nube tóxica.

Noticias relacionadas