Cyl dots mini

El Ayuntamiento busca incentivar las ventas en los comercio minoristas con una nueva campaña de bonos-descuento

Con más de 2.100 bonos a la semana durante el mes de noviembre.

El Ayuntamiento de Valladolid, en el marco del convenio suscrito con Avadeco, Fecosva y la Cámara de Comercio, presentó este viernes las campañas que se pondrán en marcha en los próximos meses con el objetivo de apoyar y revitalizar las ventas en el pequeño comercio en la ciudad. Al acto acudieron la concejala de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, el vicepresidente de la Cámara de Valladolid, Javier Labarga, el presidente de Avadeco, Alejandro García Pellitero y el presidente de Fecosva, Jesús Herreras , y la directora de la oficina de Unicaja de Plaza Zorrilla, Cristina Sánchez.

 

Se trata de diversas iniciativas financiadas por el Ayuntamiento de Valladolid para el fomento y modernización del comercio minorista y al que se acaba de aprobar una ‘adenda’ por la que el Ayuntamiento aporta 180.000 euros más al convenio que se firmó en mayo con una aportación de 380.000 euros que se dedicaron íntegramente a la puesta en marcha del ‘bono-próximo’, una exitosa iniciativa desarrollada entre junio y septiembre en la que participaron 481 tiendas, 19.761 usuarios y se canjearon un total de 31.200 bonos, generando unas ventas de 2 millones de euros.

 

El fin primordial es revitalizar las ventas en el pequeño comercio y minimizar las consecuencias económicas derivadas de la crisis sanitaria provocada por la Covid 19, así como ayudar a la modernización y profesionalización del sector. Además, se pretende concienciar a la ciudadanía de que, consumiendo en el comercio de proximidad, se construye comunidad, se dinamiza la actividad de la ciudad, se contribuye a un entorno más sostenible y a una experiencia de compra más personalizada.

 

La concejala Charo Chávez, incidió sobre la importancia de apoyar al comercio de proximidad, que “en esta época es uno de los grandes sufridores”, además de recordar que, desde el Ayuntamiento y la Concejalía, han estado muy pendientes de su situación, tratando de apoyarlo e impulsarlo con diferentes acciones.

 

Hay que incentivar el consumo y no olvidarnos de apoyar a los consumidores que también lo están pasando mal. Por este motivo, sacamos una nueva campaña de bonos, tras los buenos resultado obtenidos en la que se realizó el pasado verano, con un retorno a la ciudad de 2 millones de euros. Una acción que ha beneficiado al comercio de proximidad, pero también a los consumidores con descuentos”, detalló la concejala.

 

Desde Fecosva, su presidente Jesús Herreras Revuelta, constató la necesidad de poner en marcha este tipo de acciones, que pueden llevarse a cabo con el apoyo del Ayuntamiento de Valladolid y que son totalmente imprescindibles para continuar reactivando la actividad comercial en un momento de gran dificultad e incertidumbre para el tejido comercial, un sector estratégico para la ciudad.

 

Herreras Revuelta hizo un llamamiento a los clientes para que sigan apoyando al comercio de proximidad, ahora más que nunca, ya que dan vida a las calles, generan empleo local y prestan servicios de calidad a la población y entre todos hacemos ciudad. “Animamos a todos los comerciantes para que sigan trabajando y participando en todas estas campañas, ya que solo con la colaboración conjunta y la implicación de todos podemos hacer frente a esta situación”, declaró.

 

Por su parte, el presidente de Avadeco, Alejandro García Pellitero, destacó la capacidad de adaptación y resistencia del comercio de Valladolid y ha valorado positivamente la estrecha colaboración del sector y el Ayuntamiento para poner en marcha iniciativas como el Bono de Comercio Próximo como instrumento más eficiente para promover el consumo en el comercio local. 

 

“El comercio de Valladolid está demostrando su gran capacidad de resistencia y adaptación a las nuevas circunstancias y el cliente lo está sabiendo valorar”, sostuvo, ya que el comercio de proximidad ha demostrado que es un espacio seguro, con protocolos rigurosos para proteger a nuestros clientes y a nuestros empleados. "Las tiendas de proximidad son la opción más segura”, subrayó. 

 

El vicepresidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, Javier Labarga, ha destacado el "impacto y la transcendencia de esta acción en pro de favorecer la progresiva reactivación de nuestro pequeño comercio, lo que va a repercutir en el desarrollo económico de nuestra ciudad". Asimismo, Labarga remarcó la necesidad de "generar ilusión en el consumidor e implicarle con el comercio próximo, vital para garantizar su actividad".

 

Dada la gran acogida de la campaña de ‘tu bono próximo’ del pasado verano, se vuelve a lanzar una nueva campaña ‘Tu Bono Próximo - Otoño’ para este mes de noviembre, con 2.150 bonos a la semana por un valor de 10 euros, lo que hace un total de 8.600 bonos.

 

Los consumidores podrán obtener un máximo de dos bonos descuento de 10 euros cada uno, que se activarán al día siguiente de su descarga. Una vez descargado el bono, los compradores dispondrán de 72 horas para realizar sus compras. Si no lo hicieran en este tiempo, el bono pasará a estar de nuevo disponible para otro cliente o para ellos mismos, con lo cual la campaña evita la pérdida de los cupones,

 

Se podrá canjear los bonos en los comercios que participen en la campaña, un bono para compras superiores a los 30 euros y dos si la compra supera los 70 euros. Los bonos de descuento irán asociados a un DNI que deberá presentarse antes del pago en el propio establecimiento, así como el bono descuento en formato impreso o digital. Los bonos incluirán a modo informativo la fecha límite para su consumo, por lo que se comprobará electrónicamente que están vigentes.

 

Unicaja Banco en Valladolid, colaborará en la campaña como entidad financiera de gestión, suprimirá los gastos financieros de la gestión de los pagos a los comerciantes. Las bases generales de la campaña, así como las condiciones de acceso y uso de los bonos por los usuarios y la relación de los comercios participantes, podrán consultarse en: www.valladolidcomercioproximo.com. Además, durante la campaña se hará promoción en las redes sociales y páginas web de www.fecosva.com, www.avadeco.es, www.camaravalladolid.com y www.valladolid.es

 

 

CAMPAÑA NAVIDAD

 

La Concejala Charo Chávez adelantó también que la nueva aportación económica al Convenio incluye el apoyo municipal para el desarrollo de la Campaña de Navidad de 2020, que contará con acciones ya clásicas como el sorteo ‘El árbol de los deseos’ y el ‘Concurso de escaparates ciudad de Valladolid’.

 

Como novedad de este año y con el fin de apoyar a los comerciantes en la decoración de su escaparate y animarles así a presentarse al concurso, se ofrecerán webinars de asesoramiento en diseño, composición e ideas de escaparate navideños, a los que podrán asistir todos los establecimientos que lo deseen, al margen de que participen o no en el concurso. La fecha prevista para su desarrollo es la semana del 9 al 13 de noviembre.

 

Con el sorteo ‘El árbol de los deseos’ se seguirá premiando la fidelidad de los ciudadanos que durante las fechas navideñas realizan sus compras en los cerca de ochocientos establecimientos comerciales que suelen participarán en esta campaña y que este año se desarrollará entre el 30 de noviembre y el 24 de diciembre y que repartirá 18.000€ en premios.

 

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

 

Por último, se presentó otra de las iniciativas prevista es la puesta en marcha de actividades de formación y diagnóstico para avanzar en la transformación digital en el sector. Se ofrecerá formación sobre herramientas digitales y sobre digitalización de la actividad comercial que los comercios puedan complementar esta formación con el apoyo de un experto que les ayudará a realizar un diagnóstico de su negocio proponiendo soluciones a las necesidades detectadas que le permitan llevar a cabo su digitalización.

 

Desde el Ayuntamiento de Valladolid, indicó Charo Chávez, quieren colaborar estrechamente con el sector comercio en su transformación digital y contribuir a hacerlo más resiliente y adaptable a nuevos retos y hábitos de consumo de la ciudadanía, pero sin perder esa esencia de proximidad y trato personalizado que caracteriza a nuestro comercio minorista.