El Ayuntamiento aprueba las obras en Nueva del Carmen y la futura Plaza de la Comunicación,
Cyl dots mini

El Ayuntamiento aprueba las obras en Nueva del Carmen y la futura Plaza de la Comunicación,

Son dos de los acuerdos adoptados en la reunión del órgano de gobierno municipal, celebrada este miércoles bajo la presidencia del alcalde de la ciudad, Óscar Puente.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha avanzado este miércoles en los trámites de dos proyectos de obras urbanísticas en la ciudad como son la remodelación de las calles Nueva del Carmen y Codo, cuyo contrato se ha adjudicado este miércoles, y la futura Plaza de la Comunicación, para la cual se ha aprobado definitivamente el proyecto.

 

Son dos de los acuerdos adoptados en la reunión del órgano de gobierno municipal, celebrada este miércoles bajo la presidencia del alcalde de la ciudad, Óscar Puente.

 

En el caso de las obras de Nueva del Carmen y Codo, se ha aprobado la adjudicación del contrato, con una inversión prevista de 728.823 euros para reurbanizar esta zona en el entorno de la Pilarica y el barrio Belén, junto al túnel de Andrómeda que se encuentra actualmente en ejecución por parte de Adif.

 

El contrato se ha adjudicado a la empresa Zarzuela a través de la Concejalía de Movilidad y Espacio Urbano, y contará con un presupuesto para su ejecución de 728.823 euros, de los cuales 141.016 euros corresponden a Aquavall, y un plazo de ejecución de 12 meses, con inicio previsto de los trabajos el próximo 16 de agosto.

 

Esta actuación se enmarca dentro del tratamiento que el Ayuntamiento de Valladolid quiere dar al entorno de las actuaciones de "costura de la traza ferroviaria en la ciudad".

 

La intervención se realiza sobre un total de 420 metros lineales de calle, con una superficie estimada de unos 6.100 metros cuadrados.

 

Como se explicó en la presentación del proyecto hace unos meses, la calle Nueva del Carmen, en su tramo entre las plazas Rafael Cano y Aviador Gómez del Barco, presenta actualmente "un problema importante de circulación del tráfico rodado, debido a la limitación de su anchura entre fachadas de edificios que ronda los 14 metros".

 

Al ser una calle actualmente de doble sentido, se producen problemas de cruce entre vehículos y muchas dificultades cuando uno de los vehículos que se cruza es el autobús urbano.

 

CALLE DE SENTIDO ÚNICO

 

Por ello se ha optado por eliminar uno de los dos carriles de circulación y la calle quedará como de sentido único, desde la plaza Rafael Cano a la plaza Aviador Gómez del Barco. A ello se sumará el cambio de trazado de la línea 7 de Auvasa, que será efectivo cuando se abra a la circulación el paso inferior de la calle Andrómeda.

 

Tomada esta medida, la reordenación del espacio se plantea con un importante aumento del espacio para el peatón, con aceras de entre 4,5 y 5 metros de anchura.

 

El déficit de plazas de aparcamiento que se genera se compensará con la actuación de reurbanización de la calle Seo, de manera que en el global de la zona se mantenga "prácticamente el mismo número de plazas de estacionamiento que las existentes actualmente".

 

"Se consigue con estas medidas renovar una calle estrecha, dotarla de un sentido ampliamente residencial y fomentar su uso comercial, a través del comercio de proximidad", han señalado fuentes municipales.

 

Desde el punto de vista de sus infraestructuras viarias, el problema reside en la obsolescencia del material de la red de abastecimiento, formado por fibrocemento con múltiples fugas y averías.

 

Con todo ello, lo que se precisa es una actuación integral y completa de reurbanización de la calle Nueva del Carmen, para crear un nuevo espacio acorde con las necesidades actuales y con unas infraestructuras viarias renovadas.

 

La actuación de abastecimiento consta de la renovación completa de la red de abastecimiento, más allá del ámbito de la propia calle Nueva del Carmen, desde su entronque junto al puente de Gabriel y Galán hasta la plaza Aviador Gómez del Barco, con casi 550 metros de nueva tubería de fundición dúctil de 200 milímetros de diámetro, con renovación de la totalidad de acometidas domiciliarias y resto de elementos de la red como válvulas e hidrantes contra incendios.

 

La actuación para el viario público se compone por una reordenación completa del tráfico rodado, teniendo en cuenta las nuevas infraestructuras que tienen muy avanzada su construcción.

 

Además, se reformará el alumbrado existente y se sustituirán los brazos murales existentes sobre las fachadas por nuevas farolas en las aceras con luminarias LED que mejorarán la iluminación nocturna de la calle.

 

Respecto al arbolado actual, formado por pequeños árboles de alineación, plantados "sin ningún criterio de ordenación", por lo que se eliminarán y serán sustituidos por 19 nuevos ejemplares en la banda de aparcamiento, separado suficientemente de las fachadas de los edificios y sin interferir con el alumbrado.

 

PLAZA DE LA COMUNICACIÓN

 

En cuanto al proyecto de urbanización de la futura Plaza de la Comunicación, en una parcela situada entre el paseo del Arco de Ladrillo, y las calles Adolfo Suárez y Boston, se ha aprobado este miércoles definitivamente, después del trámite inicial en el mes de marzo y de someterse a proceso de información pública.

 

Las obras correrán a cargo del Ayuntamiento, que estima un presupuesto de algo menos de 2 millones de euros, aunque la Junta de Compensación del APE de Ariza tendrá que abonar una parte, tal y como ya se ha acordado.

 

Se trata del "espacio central" del entorno de la Ciudad de la Comunicación, un desarrollo urbanístico que arrancó en la primera década de este milenio y en el que falta urbanizar este espacio para completar su entramado.

 

La plaza contará con un parque de amplias dimensiones, que incluirá zonas de juegos, estanciales, un estanque y un elemento ornamental de forma esférica, aunque como apuntó en su momento el concejal de Planeamiento Urbanístico, Manuel Saravia, en principio no será la 'geoda' que se proyectaba inicialmente.

 

Además, se actuará también en las calles adyacentes, principalmente Boston y Adolfo Suárez, para conectarlas con el futuro paso subterráneo bajo las vías que unirá esta zona con la calle Hípica.

 

La Ciudad de Comunicación, nuevo barrio vallisoletano que se comenzó a desarrollar mediada la etapa en la Alcaldía del 'popular' Francisco Javier León de la Riva, se ha desarrollado lentamente en las últimas décadas, afectada por el parón en el proyecto ferroviario, que finalmente se abordará como una integración en superficie.