El Ayuntamiento aprueba el Plan de Acción por Contaminación en Valladolid

Niveles de aviso traerían restricciones de tráfico.

Se prevén tres fases de las que las dos últimas conllevarían restricciones de tráfico, reducción de velocidad y cambios de tarificación en la zona ORA y en el billete de autobús.

El Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado definitivamente el Plan de Acción en situaciones de contaminación del aire urbano en la ciudad, cuyo texto se pondrá a disposición de los ciudadanos en la web municipal (www.valladolid.es).

 

El plan establece tres fases -prevención, aviso y alerta- en función de los niveles de distintos valores contaminantes, como el dióxido de carbono, partículas en suspensión, ozono, dióxido de azufre, monóxido de carbono, benceno o benzoapireno.

 

Las restricciones en el tráfico sólo se plantean en la segunda y tercera fase. En la de aviso, además de la información y la promoción del transporte público con la puesta en circulación de vehículos de máxima capacidad, se prevén medidas de restricción del tráfico en el centro urbano o, según el caso, reducción de la velocidad máxima o cambios en la tarificación de la ORA.

 

En el caso de mayores niveles de contaminación, la alerta, las restricciones pueden afectar tanto al centro urbano como a las principales vías de acceso a la ciudad, además de reducciones de los límites en las zonas en las que se permita circular -a 100 kilómetros por hora en las que están limitadas a 120, a 50 en las de 80 y 70 km/h, y a 30 en las de 50 km/h-.

 

También se prevé la restricción del tráfico a un carril en algunas vías y cambios en tarificación de la ORA, así como la difusión de información en los medios de gran difusión, el incremento de la capacidad de los medios de transporte público y se reducirá a un euro el precio del billete ordinario de autobús e incluso será gratuito en horas puntas -de 7.00 a 9.00 y de 14.00 a 18.00 horas-.

 

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN, DE ACUERDO CON LO APROBADO

 

Desde Ecologistas en Acción han valorado la aprobación de este plan de forma positiva. Miguel Ángel Ceballos considera que "es una actualización necesaria de un plan de acción que tenía casi 20 años y que estaba obsoleto, y que nunca se ha llegado a aplicar a pesar de que ha habido una docena de ocasiones donde se tenía que haber activado".

 

"Esperamos que sirva como forma de llamar la atención de la ciudad sobre la necesidad de sustituir el uso del automovil privado por medios de transportes diferentes, no solo cuando haya emergencia sino en el día a día para que el Plan no se tenga que activar nunca" completó Ceballos desde la asociación ecologista.