El AVE Madrid-Galicia se deja otro año en los tramos de Zamora y se retrasará hasta el límite de 2020

Colocación de traviesas en la entrada a la estación de Zamora. Foto: F. Oliva

Fomento recalcula la fecha de finalización del AVE Madrid-Galicia y se lo lleva hasta finales de 2019: su primera fecha de finalización, 2009, la dieron Fraga y Aznar. El tramo Pedralba-Taboadela, dentro del que está la parada de Sanabria, será uno de los últimos en estar finalizado. 

Diez años completos de retraso. Esta es la nueva previsión para que la alta velocidad ferroviaria Madrid-Galicia esté completa y permita hacer en AVE y Alvia el trayecto completo desde Chamartín y las capitales gallegas, atravesando la meseta. Así se ha puesta de manifiesto esta semana tras la reunión entre el ministerio de Fomento y la Xunta, que ha confirmado lo que se temía, que los retrasos económicos y técnicos de los tramos entre Zamora y Ourense van a lastrar la línea. Eso sí, antes de que acabe 2018 los trenes le ganarán otra media hora al trayecto.

 

Así que una línea cuya primera fecha de finalización fue 2009, se va a ir hasta finales de 2019, y habrá que ver si no acaba tocando 2020. El nuevo calendario llega 16 años después de que Manuel Fraga y José María Aznar colocara, en 2001, la primera piedra de la alta velocidad con el compromiso de que en 2009 estaría finalizada la conexión con Madrid. Desde entonces, la fecha ha variado cuatro veces: ha pasado a 2012, 2015, 2018 y ahora, de momento, hasta finales de 2019.

 

La llegada del AVE a Galicia estaba prevista hasta ahora para 2018 y no será posible hasta el tercer trimestre de 2019, aunque después tendrá que estar en pruebas "durante unos meses". 2018 era la fecha indiscutible que había defendido el Gobierno y el PP en las comunidades afectadas por el retraso, Galicia y Castilla y León, pero a día de hoy hay cuatro tramos conflictivos que lo hacen inviable. El último gran avance fue precisamente la llegada a Zamora, a finales de 2015, antes del electoral 2016.

 

En concreto, el último tramo donde circularán los trenes será en Taboadela-Ourense (a día de hoy no está ni licitado) después de que finalicen las obras del tramo que conectará con Pedralba de la Pradería con Taboadela y enlazará definitivamente Madrid y Galicia con alta velocidad ferroviaria. Un tramo con numerosas zonas y obras complejas. El túnel de O Corno está en vías de ser reactivado, pero el tramo Portocamba-Cercedelo está paralizado en estos momentos. En los tramos Pedralba de la Pradería-Taboadela yTaboadela-Ourense el inicio de la circulación de los trenes en pruebas comenzará a partir del tercer trimestre del 2019.

 

Esto afecta a los trayectos entre Madrid y las capitales gallegas, pero también a los viajes desde Zamora y a la parada en Puebla de Sanabria. En este sentido, el ministro de Fomento ha revelado también que el tramo de AVE entre Zamora y Pedralba de la Pradería, que permitirá reducir 30 minutos el trayecto ferroviario entre la capital española y Galicia, estará "completamente finalizado" y "en condiciones de poner a disposición el servicio" a finales del año 2018. Pero la parada sanabresa queda dentro de uno de los tramos que más se retrasa, el Pedralba-Taboadela, que será el penúltimo en entrar en pruebas y, después, en servicio.