El autor de la escultura de Semana Santa: "Se trata de una alegoría al paso de generaciones y generaciones"

Óscar Alvariño asegura que es una oda a la tradición de la Semana Santa en Valladolid y a su historia y cultura.

Desde este jueves la Acera de Portugalete, casi a la altura de la Antigua, tendrá dos nuevos visitantes que se van a quedar allí por mucho tiempo. Se trata de una escultura realizada por Óscar Alvariño, creador de la estatua para la Semana Santa de Valladolid que ha sido instalada ante la atenta mirada de decenas de curiosos.

 

Como la ha querido definir su propio creador, se trata de una obra que representa una tradición que va de generación en generación, “una alegoría a la Semana Santa”. La escultura ha sido inspirada en Valladolid, por lo que forma parte de la historia y la cultura de la ciudad.

 

Se trata de un adulto con su capirote acompañado de una niña, a la que enciende una vela, ya que al creador le parecía más tierno la pareja formada por una chica. Con esto, quería dar más protagonismo al papel de las mujeres en actos religiosos, más concretamente en este, como es el de la Semana Santa.

 

Para su creación, Alvariño ha tenido que pensar en lo que quería representar y a partir de ahí realizó bocetos en tres dimensiones y pensó en todos los espacios y huecos que debía llevar. El escultor compara su creación con una composición musical “con sus pentagramas y silencios”.

 

La escultura que se encuentra ya colocada delante de la Antigua ha recibido sus primeros visitantes. Es un sitio muy característico en el que está posicionado, ideal para hacerse una bonita foto y llevarse un recuerdo muy característico de la ciudad.

Óscar Alvariño posa junto a su obra recién instalada. JUAN POSTIGO

Noticias relacionadas