El Aula Valladolid supera sobre la bocina al León

Imagen de un amistoso entre ambos equipos disputado en Laguna. D.Á.

Las vallisoletanas se llevan el amistoso disputado este sábado 10 en León después de una remontada épica (24-25).

El Aula Valladolid ha comenzado su tradicional pretemporada invernal con una meritoria victoria por 24 a 25 en tierras leonesas ante un Cleba León que puso las cosas muy difíciles al equipo de Miguel Ángel Peñas. De hecho, las vallisoletanas se llevaron el triunfo en el encuentro en el último instante, gracias a un penalti anotado por Isabel Calderón sobre la bocina.

 

El conjunto vallisoletano volvió a demostrar todo su carácter pese a tratarse de un encuentro amistoso. Las vallisoletanas, que iban perdiendo con claridad, seis goles, en el ecuador del segundo tiempo, tiraron de casta y orgullo durante el tramo final del choque para acabar llevándose un partido que se había puesto muy cuesta arriba.

 

La conexión entre la central vallisoletana Teresa Álvarez y la improvisada pivote Cristina Cifuentes resultó clave en el tramo final de encuentro para que las vallisoletanas tuviesen opciones finales de triunfo. Cristina, con siete goles, se acabó convirtiendo en la máxima anotadora de las de Miguel Ángel Peñas y uno de los principales baluartes de la victoria del Aula Valladolid. El gran trabajo defensivo del Aula Valladolid en los momentos decisivos del partido, unido a grandes intervenciones en portería, hicieron el resto para que el Aula remontase y acabase venciendo en el Pabellón leonés de San Esteban.

 

De nuevo, el Aula Valladolid remontó el encuentro, como ha ocurrido esta temporada en Liga en varias ocasiones, para ganar un choque, que aunque no dé puntos oficiales, da un plus de motivación de cara al futuro. Sobre todo, si tenemos en cuenta el buen hacer de todo el colectivo y las ganas y la grandísima actitud de todas las jugadoras que afrontaron el compromiso pese a haber estado de ‘vacaciones’ varias semanas.

 

Al margen del resultado y de esa gran actitud demostrada durante todo el encuentro, lo mejor del partido, sin duda, fue el regreso de dos jugadoras que pueden resultar claves en la segunda parte de la temporada. María Prieto O’Mullony volvió a las pistas tras varios meses lesionada y jugó mucho minutos de calidad. Su zurda volvió a hacer de las suyas y la lateral zamorana acabó el partido con un total de 5 goles en su hoja de servicios. Datos que dejan claro que la jugadora del Aula Valladolid está de vuelta y con grandes prestaciones de cara al futuro.

 

La otra gran noticia de esta jornada ha sido el regreso, en este caso después de un periodo de tiempo mucho más importante, de María González Niño. La joven vallisoletana parece haber dejado con éxito su calvario de las dos últimas temporada y sus lesiones de rodilla para volver por la puerta grande. La lateral zurdan jugó sus primeros minutos después de muchos meses alejada de las pistas y las sensaciones fueron inmejorables.

 

Más allá de estos regresos, Peñas, que hizo muchas pruebas tanto en defensa como en ataque e incluso cambió a jugadoras de posición para buscar nuevas alternativas, dio minutos a todas sus jugadoras. Era un amistoso y el técnico vallisoletano no dudó en hacer pruebas de cara al futuro. En portería, por ejemplo, jugaron las tres guardametas, mostrando todas un gran nivel pese al parón. El último fichaje vallisoletano, la chilena Valeska Lovera, también demostró sobre el parqué su progresión en las últimas semanas anotando incluso tres tantos.

 

Como se preveía, el duelo fue intenso defensivamente desde el pitido inicial. Era un amistoso, pero ambos conjuntos querían comenzar su preparación de la mejor manera posible. Y así fue. Ambos equipos salieron a la pista muy concentrados y las defensas se imponían a los ataques. En las vallisoletanas sobresalía sobremanera Patricia Fernández una vez más que demostraba su buen estado de forma al acabar el primer tramo de temporada. Y quizás por todo ello, el marcador se mantenía equilibrado hasta el ecuador de la primera mitad cuando un ‘arreón’ local hizo que el Cleba se marchase en el marcador.

 

Las leonesas se iban de tres goles, aprovechando alguna que otra imprecisión en ataque del equipo visitante, una renta que se mantuvo hasta el descanso. A los 30 minutos de juego, el electrónico del Pabellón Municipal de San Esteban reflejaba un 14 a 11 favorable a un Cleba cuyas esperanzas de lograr una victoria frente a sus vecinas crecían cuando tras el paso por vestuarios la diferencia comenzó a acrecentarse. Tanto que en el minuto 45 la diferencia a favor del cuadro local había aumentado hasta los seis tantos (20-14). Fue en ese momento cuando el Aula Valladolid regresó a su mejor versión.

 

O’Mullony despegó y su zurda comenzó a hacer goles. La conexión Teresa Álvarez – Cristina Cifuentes funcionaba a la perfección y en defensa, el conjunto vallisoletano ofrecía sus mejores minutos. Por eso, en un abrir y cerrar de ojos, el partido se volvió a equilibrar mucho minutos después. El aula lo había vuelto a hacer. Había remontado un partido que parecía perdido.

 

Para estas jugadoras parece que el término ‘amistoso’ no existe y a falta de un minuto para el final, el Aula se ponía por delante (23-24). Sin embargo, en balonmano un minuto puede ser un auténtico mundo y eso fue lo que pasó sobre la pista. Nada más marcar el conjunto vallisoletano, el Cleba reaccionó y empató el partido. Faltaban 32 segundos para el final y peñas pedía tiempo muerto para organizar la última jugada de ataque. De nuevo, la pizarra del técnico vallisoletano funcionó y el equipo logró forzar un penalti que Isabel Calderón no desaprovechaba para marcar el tanto que daba la victoria a un Aula que nunca tiró la toalla.

 

Al final, y aunque el resultado era lo de menos, 24 a 25 para el conjunto visitante que comienza su pretemporada invernal con victoria y buenas sensaciones.