Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

El Aula Alimentos de Valladolid y el Handbol Sant Vicenç firman un acuerdo de colaboración

ARCHIVO

El acuerdo supone el compromiso  de ambos clubes para el fomento, promoción y práctica del balonmano, sin ningún ánimo de lucro, divulgando la idea del ejercicio y el deporte.

Se ha confirmado el segundo fichaje del  Aula Alimentos de Valladolid. con el Handbol Sant Vicenç (Sant Vicenç dels Horts, Barcelona), equipo del que recaló Eli Cesáreo. Ambos clubes han llegado a un acuerdo para firmar un convenio de colaboración que entrará en vigor en la temporada 2019-2020.

 

Tras las conversaciones mantenidas entre las dos entidades, los presidentes de ambos clubes, Cayetano Cifuentes y Samuel Rios Pasalamar, firmaron ayer el documento que vincula el trabajo de los dos equipos.

 

De esta forma, el acuerdo supone el compromiso  de ambos clubes para el fomento, promoción y práctica del balonmano, sin ningún ánimo de lucro, divulgando la idea del ejercicio y el deporte; conscientes de su labor y compromiso social como ‘Escuelas de Balonmano’, y su labor de promoción y divulgación en el deporte base.

 

El acuerdo permitirá una estrecha cooperación entre ambas entidades para llevar a cabo actividades con el objetivo de un crecimiento común, con los siguientes objetivos:

 

  • El intercambio de conocimiento a través de actuaciones conjuntas de sus técnicos/entrenadores.
  • La colaboración en la formación de jóvenes talentos, con cesión de jugadoras, solicitud de becas para estudios, de estancia en residencias deportivas, otras posibles.
  • Acciones de colaboración en temas de gestión y patrocinio deportivo.

 

Para Cayetano Cifuentes, presidente del Aula Alimentos de Valladolid, este convenio responde a la “preocupación en el deporte de que las jugadoras puedan seguir mejorando”. “Nosotros podemos hacer que las jugadoras participen en la División de Honor femenina, que creo que es la aspiración de cualquier de ellas, sabiendo que todo el trabajo de base está perfectamente realizado y con una perfecta sincronía con lo que nosotros también somos en Valladolid”, explicaba tras la firma.

 

Además, el acuerdo no se limita al ámbito deportivo, sino también a aspectos más personales de la formación de las jugadoras, como él mismo explicaba: “nos corresponde la obligación de cuidar a las jugadoras para que se sigan formando, para que estén en esa élite, pero también en el plano personal. Queremos jugadoras que tengan estudios, que se formen, el balonmano femenino profesional hoy por hoy no se da, por lo tanto las deportistas tienen que poder seguir compaginando sus estudios”.

 

Los fichajes de Eli Cesáreo y Sara Molés, jugadoras formadas en la cantera del Sant Vicenç, han sido los que han abierto la vía de este acuerdo, pero se trata de un convenio bidireccional: “por nuestra parte también queremos agradecer que jugadoras que están en Valladolid y que por ciertos motivos tengan que desplazarse puedan continuar con el balonmano en Sant Vicenç”, añadía Cifuentes.

 

“El nivel de Sant Vicenç es muy alto. Eli Cesáreo está con nosotros, es Guerrera ya y salió de Sant Vicenç. Estos resultados vienen porque se ha trabajado la cantera, se trabaja la base y los hace muy similares a nosotros, por eso se firma el acuerdo”, concluía el presidente vallisoletano.

 

El inicio de este acuerdo tomará efecto para la temporada 2019/2020 y se prorrogará anualmente por temporada deportiva siempre que ambas partes estén de acuerdo.