El Aula Alimentos de Valladolid vence y convence en Granollers

Las vallisoletanas han logrado el primer triunfo de 2020

Aula Alimentos de Valladolid estrenó el 2020 en el campo del Balonmano Granollers renovado. Como si el cambio de año le hubiese servido para sacudirse la presión y reencontrarse con su filosofía de juego. Una filosofía que le sirvió para vencer y convencer al más puro estilo Aula: corriendo.

 

Lo avisó el técnico vallisoletano en la previa y salieron sus pupilas concienciadas con ello a la pista: Giulia Guarieiro y Kaba Gassama eran las principales amenazas para los intereses vallisoletanos. Por eso la defensa salió muy concentrada, evitando que la circulación del balón de las catalanas fuese fluida y evitando que Gassama entrase en contacto con el esférico.

 

La labor de Rafaela Bergara, Yunis Camejo y Elena Cuadrado durante los primeros 15 minutos del encuentro desactivó una de las principales amenazas granollerenses. Además, fruto del buen trabajo ofensivo, las vallisoletanas pudieron jugar al ataque como más les gusta: con velocidad. Poco a poco los contraataques y contragoles se fueron haciendo los protagonistas del partido, con goles rápidos, decisiones veloces y oportunidades que no dejaron escapar las de Miguel Ángel Peñas.

 

El Granollers trataba de frenarlas, pero no conseguía ajustar la defensa, lo que, a su vez, las impedía poder correr y aprovechar su velocidad.

 

Poco a poco las visitantes fueron sintiéndose cómodas, haciendo goles, moviendo al equipo y buscando las cosquillas a la defensa local. Con Ángela Nieto y María Niño moviendo su posición desde el extremo hasta el centro del ataque cuando fue necesario para abrirse hueco a la espalda de la defensa y con una Elba Álvarez, que salió en el minuto 17, y revolucionó a la defensa local con su movilidad.

 

Además, Bea Puertas fue incombustible durante todo el partido, repartiendo juego y buscando huecos por los que penetrar para llegar hasta la portería defendida primero por Nicole Wiggins y por Marta Mera después.

 

La diferencia en el marcador se instaló en los tres goles a favor de las vallisoletanas, que se sintieron cómodas y disfrutaron de su juego alegre. Con Gassama y Guarieiro anuladas por la defensa el principal peligro local llegó de la mano de la francesa Jessie Lepere, que encontró puerta con mayor facilidad que sus compañeras.

 

Sin embargo, Lourdes ‘Lulu’ Guerra también quiso aportar su granito de arena a la victoria y con el paso de los minutos fue obteniendo mayor protagonismo con sus paradas e intervenciones.

 

De esta manera, el descanso llegó al Palau d'Esports de Granollers cuando el marcador reflejaba un 12-16 favorable a las vallisoletanas.

 

La vuelta de vestuarios fue menos plácida de lo que les hubiese gustado a las visitantes. El Granollers saltó a la pista dispuesto a darle la vuelta al luminoso y en apenas seis minutos de esta segunda entrega dispusieron del primer balón para empatar el partido, oportunidad que la defensa desbarató. Apenas unos minutos después la situación volvió a repetirse con idéntico resultado, el Granollers lo intentaba y el Aula impedía ese empate que parecía poder darle la vuelta al resultado.

 

Tras las dos intentonas las de Valladolid volvieron a sacudirse la presión, a dar un paso al frente, adelantaron un poco la defensa y volvieron a jugar con la alegría de los primeros 30 minutos. Atentas en defensa para robar los balones que les permitió jugar al contraataque de nuevo y volver a conseguir la ventaja cómoda de tres goles.

 

Los minutos pasaban y Robert Cuesta no daba con la solución para superar a las vallisoletanas, por lo que lo intentó con una defensa mixta con la que pretendió ahogar las ideas de las centrales vallisoletanas. Tanto Bea Puertas como Teresa Álvarez tuvieron que emplearse a fondo para poder seguir sacando el balón jugado en los ataques estáticos, pero la defensa siguió siendo la clave para lograr llegar hasta la portería rival en apenas dos o tres pases.

 

En los últimos cinco minutos las de Peñas tuvieron que hacer frente a una defensa a toda pista que asfixiaba cada intento de pase o lanzamiento, pero lograron salir airosas de ella a base de pundonor y la visión de juego de sus centrales, con lo que lograron el primer triunfo de 2020 (25-29) y recortan distancias en la clasificación con el Balonmano Granollers.