El Aula Alimentos de Valladolid sucumbe ante el Atlético Guardés en partido igualado
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

El Aula Alimentos de Valladolid sucumbe ante el Atlético Guardés en partido igualado

Aula - Atlético Guardés. Sportcoeco.

Las de Miguel Ángel Peñas acusan la falta de entrenamiento en los últimos minutos

El Aula Alimentos de Valladolid recuperó sensaciones y compitió en A Sangriña, pero no fue suficiente para llevarse la victoria en una de sus canchas malditas. Las vallisoletanas cayeron ante el Atlético Guardés en un partido igualado, en el que la portería gallega decantó el encuentro en los últimos diez minutos (26-22). Las blanquiazules aguantaron, pero la falta de entrenamiento acabó decidiendo el choque a favor del Atlético Guardés.

 

El partido comenzó con las vallisoletanas imponiendo su ritmo frenético de juego mientras que el Atlético Guardés intentaba tranquilizar el choque. Sobre todo porque las gallegas se quedaron por primera vez en inferioridad cuando apenas se habían jugado tres minutos del partido. Las vallisoletanas dominaban el marcador gracias a su acierto en ataque y a su buena defensa (2-3, min.7). Cristina Cifuentas se erigió como gran protagonista de estos primeros compases y cada vez que la pivote tocaba el balón lograba gol o sacaba los siete metros. Un seguro de vida para las blanquiazules.

 

El 6:0 del Aula Alimentos de Valladolid llevaba al límite a las gallegas, que no encontraban el hueco para lanzar ni penetrar. Solo las imprecisiones en la salida al contraataque de las blanquiazules hicieron que la ventaja no fuera mayor cuando se llegó al ecuador de la primera mitad (4-6, min.15). Algo debió ver Prades que no le gustó ya que paró el partido con un tiempo muerto. Las gallegas encontraron entonces resquicios en la defensa vallisoletana para reducir la ventaja a un solo gol (7-8).

 

Con Lorena Téllez asumiendo la responsabilidad en los lanzamientos exteriores, Cristina continuaba siendo un problema para las gallegas. La pivote vallisoletana encontraba una y otra vez el hueco para forzar y sacar siempre algo positivo. Elba dio entonces respiro a Teresa en la posición de central y Jimena dio aire a Sara Molés.

 

La primera línea del Aula Alimentos de Valladolid mostraba su mejor cara a pesar de las bajas, mientras que Carla Gómez empezaba a hacer daño a las blanquiazules desde los seis metros. A falta de diez minutos para que terminara la primera mitad, Yunis y Ángela tomaron el relevo de Cristina y Amaia para tratar de mantener el ritmo defensivo. Una exclusión en cada bando cerca del minuto 25 dejó claro que el cansancio empezaba a pesar en las piernas de los dos equipos. Y ahí sufrieron las vallisoletanas.

 

En un abrir y cerrar de ojos, la ventaja de las visitantes se había esfumado y todo volvía a empezar. Es más, Carmen se hizo grande en la portería para evitar que las gallegas se fueran al descanso por delante en el marcador (14-14).

 

Nada más volver de los vestuarios el Aula Alimentos de Valladolid se encontró con una nueva superioridad por la exclusión de Paulina Arcos. Pero no supo aprovecharlo y las gallegas se pusieron por delante en el marcador por primera vez en el partido (15-14).

 

Después de una primera parte brillante en ataque, las vallisoletanas se habían atascado y estuvieron más de 7 minutos sin anotar. Tuvo que romper la mala racha Jimena desde los siete metros aprovechando una nueva superioridad tras la exclusión de Sandra Santiago (16-15, min.8). Al igual que habían hecho las vallisoletanas en la primera mitad, las gallegas abrieron una pequeña ventaja de +2 (17-15), lo suficiente para jugar con más tranquilidad en ataque.

 

Las vallisoletanas lograron empatar (19-19), pero la calidad de Paula Arcos puso de nuevo la diferencia en el marcador (21-19). Las obligadas rotaciones por las bajas y los problemas físicos de las vallisoletanas obligaron a que Jimena tuviera que ocupar el centro del ataque. Teresa Álvarez necesitaba un respiro.

 

Por si fuera poco, Míriam Sempere se creció en la portería de las locales y negó el gol a las extremos vallisoletanas. Tampoco quiso quedarse fuera de la fiesta Carratú, que detuvo de forma consecutiva dos siete metros, primero a Jimena y luego a Elba. La exclusión de Elena Cuadrado a falta de siete minutos para el final obligó a Peñas a pedir tiempo muerto para que el partido no se les escapara (23-20). Pero era demasiado tarde, Paulina Pérez se elevó una y otra vez para cerrar el encuentro (26-22).

 

Ahora las vallisoletanas tienen una semana por delante para preparar el choque ante el Lanzarote-Puerto del Carmen que se jugará el próximo sábado 28 de noviembre y que corresponde a la jornada 6.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: