El Aula Alimentos de Valladolid se apunta a la Copa

Las vallisoletanas hicieron bueno el resultado de la ida y se volvieron a imponer a Zuazo en un encuentro que fue a tirones y en el que Yunis Camejo brilló en el día de su cumpleaños.

Aula Alimentos de Valladolid (28): Lulu Guerra (Portera, 7 paradas), Bea Puertas (4), Iara Grosso (2), Ángela Nieto (1), Sara Molés, Yunis Camejo (6) y Elena Cuadrado (2). También jugaron: Carmen Sanz (Portera, 8 paradas), Elba Álvarez (3), Tina López, Mireia Díaz (1), Bolling (5), Tere Álvarez (1), Ana Viloria (2) y Rafi Bergara.

 

BM Zuazo (23): Maddi Rotaetxe (Portera, 4 paradas), June Loidi (1), Anne Encina, Ane Erausken (4), Maddi Bengoetxea (5), Nayla de Andrés y Amaia González de Garibay (4). También jugaron: Ariadna González (Portera, 5 paradas), Alba Sánchez (4), Ainhoa Hernández (1), Alexandra Gil (2) y M. Fernández (2).

 

Parciales: 1-2; 2-2; 4-3; 6-6; 9-8; 11-11 (descanso); 15-12; 17-13; 20-14; 21-17; 23-20; 28-23 (final).

 

Árbitros: San Martín y García, excluyeron a las locales Elena Cuadrado, Bea Puertas y Yunis Camejo; y a Ainhoa Hernández, Alexandra Gil y Ane Erausken.

 

Incidencias: Partido correspondiente al encuentro de vuelta de la segunda fase de la Copa de la Reina disputado en el Pabellón Huerta del Rey ante 800 espectadores.

Costó mucho, tal vez más de lo esperado, pero el Aula Alimentos Valladolid consiguió derrotar al BM Zuazo 28-23 y clasificarse para la fase final de la Copa de la Reina. No fue el día más vistoso, pero lo importante era mantener la renta de tres goles del encuentro de ida y sellar su pase para Málaga; el gran arranque en el segundo tiempo fue clave para certificar el triunfo final. Las subcampeonas tendrán opciones de luchar de nuevo por todo en el torneo del KO.

 

El encuentro comenzó con dos equipos que salieron con una marcha diferente a la que podían jugar en ese momento. Tanto Aula, como Zuazo quisieron imprimir velocidad pero eso llevó a una cantidad ingente de precipitaciones, tanto en pases como en lanzamientos. La chispa con la que siempre ha jugado el conjunto de Miguel Ángel Peñas, intentaba aparecer, pero no parecía el día.

 

Para suerte del conjunto vallisoletano los palos y Lulú Guerra impedían que las Zuazotarras se marcharan en el marcador. Con el paso de los minutos las tornas cambiaron y era Aula quien dominaba el partido a merced de un cuadro visitante que poco fue aumentando su ansiedad por remontar la eliminatoria, a pesar no logró carburar en todo el primer tiempo.

 

Al ecuador del primer acto el marcador reflejaba un exiguo 4-3, claro reflejo de las múltiples perdidas por parte de ambos equipos. El encuentro no terminaba de coger ritmo en lo que estaba siendo un muy mal primer tiempo en el que lo mejor pudo pasar fue que sonara la bocina del final con el empate a 11 en Huerta del Rey.

 

El técnico local se marchó a vestuarios con cara de poco amigos, a sabiendas de que sus jugadoras podían haberlo mucho mejor, como ya demostraron en encuentros anteriores, por eso al comienzo del segundo tiempo las vallisoletanas salieron como un auténtico tiro, aprovechando las exclusiones de Zuazo para abrir una pequeña renta en el marcador de tres tantos al comienzo del segundo tiempo que obligó a Joseba Rodríguez a parar el encuentro nada más comenzar.

 

El Aula no acababa de carburar, pero gracias a las paradas de Lulu, y una muy inspirada Menchu, consiguieron que el equipo se estirara en el marcador, aprovechándose cada vez más de la ansiedad del cuadro vasco que vivía de los chispazos de sus extremos. La defensa pucelana había conseguido cerrarse en torno a la rival más peligrosa, Ainhoa Hernández, la pivote de las Guerreras que siempre suele ser un dolor de muelas, pero que en este partido, por suerte, no tuvo su día.

 

En el día de su cumpleaños, Yunis Camejo, fue la MVP del encuentro, vital, tanto en ataque, como en defensa. Cuando la cubana tuvo minutos de descanso, el equipo se vino abajo y cerca estuvo Zuazo de dar la vuelta al partido en el tramo final con un parcial de 0-4.

 

Con el tiempo muerto de Peñas, el Aula volvió a reaccionar y sentenció el choque definitivamente. Alhaurín de la Torre ya espera a las vallisoletanas para la fase final entre los mejores ocho equipos de la competición.