Actualizado 19:10 CET Versión escritorio
Valladolid

El Aula Alimentos de Valladolid no consigue derribar la muralla grancanaria

Las vallisoletanas no bajaron los brazos pero no consiguieron superar a las líderes de la Liga Guerreras Iberdrola.

Publicado el 12.01.2019

El Aula Alimentos de Valladolid retomó la competición liguera en 2019 rindiendo visita al difícil campo del Rocasa Gran Canaria, una pista siempre complicada pero donde las pupilas de  Miguel Ángel Peñas ya saben lo que es ganar. 

 

Con esa intención saltaron a la pista, en un partido que comenzó muy igualado en los primeros compases, con un Rocasa y un Aula muy bien en defensa que buscaban encontrar el gol, pero Silvia Navarro y Lourdes Guerra desbarataron las primeras opciones de ambas escuadras. 

 

Pronto quedó claro sobre el parqué que las defensas iban a ser las grandes protagonistas de los primeros 30 minutos. Bea Puertas buscaba cómo mover a su equipo bien secundada por Elena Talavera y Elena Cuadrado, pero la defensa planteada por las jugadoras de Roberto Santana convertían en una misión complicada llegar hasta la red. 

 

Los errores propios y forzados por el Rocasa minaba poco a poco el juego visitante que llegó a cometer en este primer periodo siete faltas en ataque.

 

En defensa, sin embargo, las vallisoletanas estuvieron bien ordenadas y buscando la manera de parar a Haridian Rodríguez, que una y otra vez conseguía hacerse con la posición para tratar de anotar gol y conseguir las primeras ventajas en el electrónico. 

 

A los 15 minutos de juego, las locales obtuvieron cinco goles de ventaja que las hizo sentirse muy cómodas, pero a partir del minuto 20 las chicas de Peñas se sacudieron el dominio canario, ajustaron la defensa y jugaron el ataque estático con mayor fluidez. La entrada en el campo de María Prieto O’Mullony después de su lesión espoleó a sus compañeras que poco a poco fueron recortando distancia para cerrar la primera mitad con un marcador que indicaba una desventaja de dos goles (13-11). 

 

Tras la reanudación el guion establecido en la primera mitad se repitió casi al milímetro. Haridian siguió haciendo daño a la defensa vallisoletana mientras que el Aula Alimentos de Valladolid trató de encontrar un hueco por el que internarse en la maraña defensiva planteada por las locales. 

 

Les costó a las visitantes encontrar ese espacio por el que llegar hasta la portería de Silvia Navarro. Las defensoras locales siguieron provocando faltas en ataque que impidieron a la vallisoletanas poder jugar con fluidez y, aunque O’Mullony celebró su vuelta a las pistas con siete goles y Elena Cuadrado, más cómoda con ella en la pista, anotó otros seis, no fueron suficientes para poder reducir la distancia que las insulares habían logrado.

 

Como pasara en la primera parte, los últimos minutos de juego fueron mejores para las locales, pero este tiempo no fue suficiente para poder asaltar la pista del líder y el Aula Alimentos de Valladolid cayó por 26-22.
 

Noticias relacionadas

COMENTARComentarios