El Aula Alimentos de Valladolid da un paso más en la pretemporada (31-29)

Las chicas del Aula, en una foto de archivo. TRIBUNA

Las vallisoletanas se impusieron al Conservas Orbe Rubensa Balonmano Porriño en su tercer partido amistoso de preparación

AULA ALIMENTOS DE VALLADOLID: Lulu (portera, 8 paradas), Teresa (3) , Jimena (6), Ángela Nieto (4), Lorena (3), Sara Molés (1) -siete inicial- Marina (portera, 4 paradas), Elba (4), Claudia Álvarez (1), Fran Parra (1 exclusión), Cristina Cifuentes  (1, 2 exclusiones), Mireia Diez (1), Fati (1), Yunis (1 exclusión), Elena Cuadrado (4), Rafi (-), Amaia González de Garibay (2) y María Fuentes (-).

 

BALONMANO PORRIÑO: Ayelén (portera, 5 paradas), Soraia Lopez (3), Sarai (1 exclusión), Inés Hernández (4, 1 exclusión), Anastasia (1), Claudia (-), Arima López (4) -siete inicial- Estela Carrera (-), Begoña (portera, 4 paradas), Ana Alonso (1), Mónica (7, 1 exclusión), Aitana (3, 1 exclusión), Ana Cerqueira (2 exclusiones), Ithasia (-), Marta (2) y Anthia (2).

El Aula Alimentos de Valladolid se acerca poco a poco a su versión de la temporada. Las vallisoletanas se impusieron al Conservas Orbe Rubensa Balonmano Porriño en su tercer partido amistoso de preparación (31-27).

 

El Aula Alimentos de Valladolid empezó como lo ha hecho en todos estos parti-do de pretemporada, con una velocidad endiablada. Contundente en defensa, el equipo vallisoletano aprovechaba para correr. Sus ataques duraban apenas un suspiro, lo que Tere tardaba en dirigir al equipo hacia la portería rival. En defensa, Miguel Ángel Peñas apostó por la dupla Cristina-Loren en el centro. Precisamente, la pivote vallisoletana fue la primera en ver una exclusión, lo que aprovecharon las gallegas para reducir distancias hasta colocar el 5-4 en el marcador. El Aula Alimentos de Valladolid dominaba, y el Porriño aguantaba el tirón de las locales con una buena conexión con la pivote y un juego rápido de cruces cerca de los nueve metros. 

 

El paso de los minutos fue frenando el ritmo de las vallisoletanas, que se mantuvieron arriba con el acierto de Jimena y de Ángela (9-5, min.12). El Aula Alimentos de Valladolid replicaba los buenos minutos que ya ha exhibido en los otros dos encuentros de pretemporada.

 

Miguel Ángel Peñas ya ha avisado a lo largo de las últimas semanas que estos partidos sirven solo para probar y ajustar y ha vuelto a ser fiel a su filosofía. Rozando el minuto 15 empezaron los cambios hasta completar un equipo to-talmente nuevo, con Fran Parra dirigiendo el juego, Elba y Elena en los latera-les, Amaia González de Garibay en el extremo y Yunis como central. Solo Sara Molés se mantuvo desde el principio en la pista. 

 

Pero el cambio de jugadores no produjo alteraciones en el juego ni en el marcador. El Aula Alimentos de Valladolid seguía dominando cuando restaban ocho minutos para que finalizara la primera mitad (14-9). El Balonmano Porriño intentó subir el nivel defensivo y acabó con la exclusión de Inés Hernández. Con Elena Cuadrado desatada, el Aula Alimentos de Valladolid aprovechó para marcar la máxima diferencia en el marcador (15-9). Y lo hizo con la joven Marina en la portería, que había sustituido a Lulu en los últimos diez minutos de la primera mitad, que llegó a su fin con un 17-11 a favor de las vallisoletanas.

 

Tras el descanso, el Balonmano Porriño siguió demostrando la gran capacidad de su pivote Arima para hacer daño desde los seis metros, mientras que Lore-na exhibía su potencia en el lanzamiento cercano a los nueve metros. El partido se transformó en un choque de ida y vuelta, con las diferencias siempre navegando alrededor de los cinco goles a favor de las vallisoletanas (22-16, min.40). 

 

Las rotaciones continuaron en ambos banquillos, mientras que Jimena se afianzaba como un arma letal a la contra y un seguro desde los siete metros. Sus goles permitieron seguir por delante a las vallisoletanas cuando las piernas les empezaron a pesar. Porque el cansancio es un vecino habitual durante estos partidos amistosos, pensados para llegar a punto al comienzo de la temporada.

 

El paso de los minutos no cambió el devenir del encuentro, con las blanquiazu-les más acertadas y con un punto más en defensa, lo que les permitía mante-nerse por delante incluso en inferioridad. A falta de 10 minutos para finalizar el encuentro, las de Miguel Ángel Peñas dominaban por 27-20. Así que hubo tiempo para que Claudia Álvarez y María Fuentes pisaran la pista de Huerta del Rey. Las dos jovencísima jugadoras no se asustan si tienen que tomar la res-ponsabilidad y volvieron a tener minutos en esta pretemporada. Incluso hubo tiempo para que Elba mostrara su faceta de central durante los últimos minutos de partido. Al final, las locales se llevaron la victoria (31-27).

 

Tras este partido, las vallisoletanas volverán a los entrenamientos mañana pa-ra viajar hasta Ciudad Real el sábado y enfrentarse al Balonmano Pozuelo en su cuarto partido de pretemporada.