El Atlético Valladolid se estrella contra el portero en Pontevedra (28-22)
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

El Atlético Valladolid se estrella contra el portero en Pontevedra (28-22)

Los gladiadores azules se encontraron con un el ritmo lento del Condes de Albarei Teucro, su defensa cerrada y la actuación de su portero, Javier Santana, espectacular con 20 paradas

Condes de Albarei Teucro (-): Francisco Javier Santana (portero, 20/41), Borja Méndez (5), Yoan Balázquez (8), Juan Carlos Quintas (1), Carlos García (7, 2p), Bruno Teixeira (1), Manuel Ángel Iglesias (1) -siete inicial- Jorge García Lloria (portero, 0/1), Andrés Gabriel Moyano (1), José Manuel Rial (1), Iván Fernández (-), Daniel Hernández (1), Eduardo Moledo (2), Carlos Gehrhardt (-) y Sergio Altirriba (-).

 

Atlético Valladolid (-): César Pérez (portero, 10/27), Nico López (-), Alex Garza (-), Adrián Fernández (5), Fernando Hernández (5, 3p), Gonzalo Viscovich (-), Víctor Rodríguez (1) -siete inicial- Javi Díaz (portero, 2/13), Diego Camino (1), Héctor González (1), Rubén Río (3), Abel Serdio (5), Álvaro Martínez Lobato (-), Roberto Pérez (-), Jorge Serrano (1), Miguel Camino (-).

 

Parciales cada 5 minutos: 2-1, 3-1, 4-2, 6-4, 7-6, 12-10 -descanso- 14-12, 17-15, 20-18, 23-19, 24-20 y 28-22

 

Árbitros: Jesús Escudero Santiuste y Jorge Escudero Santiuste. Excluyeron a Bruno Teixeira (10’, 46’), Carlos Gehrhardt (24’), Rubén Río (35’), Manuel Ángel Iglesias (37’)

 

Pabellón: Pabellón Municipal de Deportes (Pontevedra) 11ª jornada de Liga Asobal.

El  Atlético Valladolid cayó derrotado ante el Condes de Albarei Teucro por 28-22 en su visita a Pontevedra. Un partido marcado por la escasa efectividad goleadora y la actuación del portero rival, Javier Santana, que mantuvo a raya a unos gladiadores azules que no estuvieron nunca cómodos y no encontraron el camino.

 

Los gladiadores azules siguen sin dar con la tecla adecuada fuera de casa y hoy encajaron su quinta derrota en seis partidos lejos de Huerta del Rey. En esta ocasión fue la falta de acierto ofensivo, solo 22 goles anotados, fue poco a poco deshinchando al Atlético Valladolid a medida que avanzaba el partido. Esa falta de acierto, de nuevo las pérdidas y el ritmo lento que impuso el Teucro provocaron que los de Nacho González no jugaran nunca cómodos ni con fluidez.

 

Además, el espectacular partido del portero del Teucro Javier Santana (20 paradas en 41 lanzamientos) influyó notablemente en esta derrota vallisoletana que deja a los gladiadores azules con un sabor amargo en una visita en la que esperaban obtener mucho más.

 

De nuevo, los mejores en ataque del Valladolid fueron Adrián Fernández, Abel Serdio y el incombustible Fernando Hernández, cada uno con 5 goles. El resto apenas acompañó, salvo un Rubén Río, tres goles, sin mucho acierto en los lanzamientos. También brilló César Pérez en portería, que mantiene su continuidad tras el buen partido ante Anaitasuna.

 

La falta de huecos en la defensa pontevedresa, el acierto de su portero, Javier Santana, y el escaso ritmo de partido dejaron al Atlético Valladolid con muy pocas opciones para empezar el partido en buenas condiciones. Las defensas y los porteros se imponían y los primeros 25 minutos del partido fueron un tormento para los ataques de ambos equipos, que no encontraban ni el camino ni tampoco el acierto suficiente.

 

El Recoletas estuvo siete minutos sin anotar, del 1-1 inicial al 4-2 del minuto 13. Santana firmó una primera parte brillante, que luego ampliaría en la segunda. Aunque tampoco se quedó corto César Pérez, que salió de inicio tras su último buen partido ante Anaitasuna. El vallisoletano firmó 5 paradas en la primera mitad. Dos superioridades del Atlético tampoco sirvieron de nada para romper el atasco goleador, y así se llegó a un triste 7-6 en el minuto 25.

 

Los últimos minutos antes del descanso rompieron la tónica anterior, pero ahí fue cuando despertó Yoan Balázquez, el máximo goleador del Condes de Albarei Teucro. El cubano anotó tres goles y dejó en ventaja a su equipo (12-10) al final del primer tiempo.

 

Un buen inicio de segunda mitad parecía romper la dinámica del choque y ponerse a favor del Recoletas. Adrián Fernández y Abel Serdio anotaron para empatar el partido (12-12, minuto 33). Pero la primera exclusión de los vallisoletanos y dos goles más de Balázquez finiquitaron la remontada visitante (15-12, minuto 36). Los gladiadores azules fueron a remolque desde ese momento hasta el final. Los gallegos no fallaban y siguieron anotando con más fluidez y efectividad, ahora con Javi Díaz en la portería vallisoletana. Así siguieron por delante (22-18, minuto 46).

 

Y tras un tiempo muerto de Nacho González, el Teucro alcanzó su máxima ventaja, cinco goles (23-18, minuto 48). Los vallisoletanos lo intentaron de muchas maneras, incluyendo el regreso de César Pérez a la portería, pero la ventaja pontevedresa se mantuvo firme y el partido concluyó con victoria local por 28-22.