El Atlético Valladolid roza la proeza ante el FC Barcelona

Los gladiadores azules dominaron 35 minutos de partido y llegaron a ganar por 5 goles con César Pérez increíble en la portería. Pero la mayor fortaleza física de los azulgrana terminó por tumbar a los vallisoletanos

FC Barcelona Lassa (34): Borko Ristovski (portero, 1 parada), Víctor Tomás (1), Raúl Entrerríos (4), Valero Rivera (6, 1p), Thimothey N’Guessan (2), Kamil Syprzak (4, 1p), Dika Mem (3) -siete inicial- Aitor Ariño (3), Jure Dolenec (6, 3p), Virán Morros (-), Gonzalo Pérez de Vargas (portero, 13 paradas), Alexis Hernández (-), Yanis Lenne (5), Lasse Andersson (-), Wael Jallouz (-), Aron Palmarsson (-), Cedric Sorhaindo (-),

 

Atlético Valladolid (30): César Pérez (portero), Alex Garza (1), Nico López (1), Adrián Fernández (6), Gonzalo Viscovich (2), Víctor Rodríguez (3), Jorge Serrano (1) -siete inicial- Héctor González (1), Rubén Río (6), Miguel Camino (1), Diego Camino (4, 3p), Abel Serdio (4), Roberto Turrado (-), Miguel Martínez (-), Javi Díaz (portero).

 

Parciales cada 5 minutos: 2-3, 3-6, 7-9, 9-11, 12-15, 14-17 -descanso- 14-18, 18-20, 22-20, 24-21, 29-26

 

Árbitros: Oscar Raluy López y Ángel Sabroso Ramírez. Excluyeron a Víctor Rodríguez (14’, 28’), Dika Mem (22’), Valero Rivera (48’)

 

Pabellón: Pabellón Madrid Arena (Madrid). Partido de cuartos de final de la Copa del Rey. 4.000 espectadores. 

El Atlético Valladolid ofreció una de sus actuaciones más brillantes de la temporada en un escenario tan mediático como es la Copa del Rey, y ante un rival poderoso, casi inalcanzable en España, como es el FC Barcelona. Los gladiadores azules fueron derrotados (34-30) pero dejaron un gran sabor de boca en los aficionados, que asistieron atónitos a este ejercicio de competitividad y juego brillante que permitió dominar al FC Barcelona durante 35 minutos.

 

El Recoletas Atlético Valladolid rozó la hazaña una vez más. Ya estuvo a punto de ganar en Huerta del Rey hace unas semanas. Pero si aquella vez fue la calidad del Barça la que fulminó sus sueños esta vez faltó fuelle, fortaleza física en los minutos finales.

 

Los vallisoletanos jugaron como nunca, apoyados por un brillantísimo César Pérez en la portería. Sus 10 paradas en los primeros 12 minutos dejaron helados a los catalanes, que se vieron lastrados por esta circunstancia. Además, el ataque del Recoletas rozó la perfección, y no cometió errores durante esos 35 minutos, lo que evitó las siempre peligrosas contras del Barça.

 

Con esta situación los azulgrana tuvieron que recurrir en la segunda parte a jugar en ataque 7 contra 6 para derrumbar a los irreductibles vallisoletanos. Solo así, a base de llevar al límite la defensa de los gladiadores pudieron remontar 5 goles de desventaja y romper el choque a su favor.

 

A pesar de la derrota y la eliminación en cuartos de final, el Recoletas Atlético Valladolid se marcha con la cabeza alta y con el orgullo henchido tras haber podido derrotar al poderoso FC Barcelona, por segunda vez, en un encuentro brillante, emocionante y que pasará a la historia del club. 

 

El inicio de partido tuvo un nombre propio: César Pérez, que encadenó 10 paradas en los primeros 15 minutos. El guardameta del Recoletas Atlético Valladolid detuvo lanzamientos exteriores, del pivote e incluso un penalti y dio alas a los vallisoletanos. Los gladiadores azules mantuvieron el mismo espíritu del partido de liga de hace unas semanas y frenaron la producción de contraataques de los azulgrana con control del balón, mínimas pérdidas y ataques finalizados con lanzamientos. Además, en defensa brillaron como nunca para frenar a la constelación de estrellas del Barça. 

 

Así, espoleado por las paradas de un inmenso César y ante un público incrédulo ante lo que sucedía, el Recoletas Atlético Valladolid arrancó con ventaja (4-6, minuto 10). Pero dos paradas más llevaron a los vallisoletanos a alcanzar su mayor ventaja a favor, 5 goles (4-9, minuto 13), que obligó a Xavi Pascual a parar el partido con tiempo muerto. 

 

En ataque destacaban los habilidosos Adrián Fernández y Diego Camino, que conectaban bien con el pivote Abel Serdio. También Rubén Río, con dificultades pero muy eficaz, anotaba. Así, los gladiadores azules mantuvieron el tipo hasta el minuto 20 (9-12), después el FC Barcelona Lassa enlazó varios buenos ataques y se puso a un solo gol (11-12), minuto 22).

 

Pero la resistencia vallisoletana no terminó ahí y siguió firme en defensa para de nuevo dar otro golpe de mano con varios robos y goles a la contra que les llevó de nuevo a tener esos 5 goles de ventaja (12-17), una situación increíble y que hacía recordar el encuentro disputado en Huerta del Rey en el mes de marzo. Antes del descanso, el Barça recuperó acierto y aprovechó una exclusión de Víctor Rodríguez, para irse a vestuarios con un 14-17, espectacular para los vallisoletanos.

 

César Pérez siguió rozando la excelencia en la vuelta a la pista y con 5 paradas más, casi consecutivas, regaló a los vallisoletanos otros 5 minutos de gloria. En el minuto 35 volvieron a ganar por 5 goles de ventaja (14-19) y el milagro parecía cada vez más cerca.

 

Sin embargo, el FC Barcelona mejoró en defensa y sacó a relucir su calidad con Raúl Entrerríos, dos goles seguidos, y dos más a la contra de Valero Rivera para acercarse a uno (18-19, minuto 39). David Pisonero pidió tiempo muerto pero no pudo frenar la avalancha azulgrana que siguió machacando con defensa, contraataques y lanzamientos desde el extremo. El Barça firmó un terrible parcial de 8-1 a su favor que destrozó a los vallisoletanos y cambió la dinámica del encuentro (23-20, minuto 45). Xavi Pascual tuvo que recurrir a jugar en ataque con 7 jugadores, algo que funcionó para dejar exhausto a su rival.

 

El técnico de los gladiadores azules volvió a parar el partido pero el FC Barcelona ya iba lanzado. El Recoletas Atlético Valladolid pagó el esfuerzo anterior, sobre todo de Diego Camino, Adrián Fernández y Rubén Río, que ya no estuvieron tan lúcidos en ataque ante el incremento de nivel de la defensa azulgrana.

 

El FC Barcelona tomó una ventaja de hasta 4 goles (24-20, minuto 46) que supo aguantar en una fase final del partido con muchos goles y en la que los azulgrana se sintieron ya muy cómodos. Aún así, el Recoletas Atlético Valladolid tiró de orgullo para mantenerse vivo y ponerse a dos goles (29-28) a falta de 4 minutos. Pero el fuelle no dio más de sí ante un rival potentísimo y ahora sí sin nervios. Al final, victoria del FC Barcelona Lassa por 34-30