El Atlético Valladolid planta cara ante el todopoderoso Barcelona
Cyl dots mini

El Atlético Valladolid planta cara ante el todopoderoso Barcelona

Los gladiadores azules cumplieron en un choque desigual con victoria adjudicada de antemano. 

Atlético Valladolid (21): Carlos Calle (portero, 10 paradas), Nico López (-), Álvaro Martínez (1), Miguel Martínez (3), Jorge Serrano (4 3p), Dani Pérez (1), Víctor Rodríguez (2) - 7 inicial - Ander Ugarte (3), Adrián Fernández (5), Nico García (portero, 2 paradas),  Roberto Pérez (-), Miguel Camino (1), Manu García (1).

 

Barça (32): Gonzalo Pérez de Vargas (portero, 6 paradas), Aleix Gomez (3), Álex Pascual (1), Dika Mem (2), Domen Makuc (4) Haniel Langaro (7), Ludovic Fabregas (1) - 7 inicial – Casper Mortensen (-), Raúl Entrerríos (-), Thiagus Petrus (-), Kevin Moller (Portero, 4 paradas), Cédric Sorhaindo (1), Jure Dolenec (2), Blaz Janc (1), Luis Frade (7), Mamadou Lamine (3).

 

Árbitros: Alejandro Hoz y Axel Riloba. Excluyeron por 2 minutos a Víctor Rodríguez (50´),  del Recoletas Atlético Valladolid y a Haniel Langaro (42´) del Barça.

 

Parciales cada 5 minutos: 1-1; 4-4; 5-7; 6-9; 6-12; 9-15 -descanso- 11-18; 11-22; 15-25; 18-27; 19-30; 21-32.

 

Pabellón: Polideportivo Huerta del Rey (Valladolid). J25, aplazado, Liga Sacyr Asobal. Encuentro disputado ante 832 espectadores. En el minuto 55 el público ofreció una sonora ovación a modo de homenaje al internacional del Barça Raúl Entrerríos, que se retirará de la práctica activa del balonmano profesional después de los Juegos Olímpicos de Tokio.

 

El Barça pasó por Huerta del Rey sin salirse ni un paso del guión y se apuntó ante el Recoletas Atlético Valladolid su 32ª victoria de la actual campaña por 21-32. Los catalanes fueron un rodillo, mostrándose muy superiores a los pucelanos, como lo han sido a todos los conjuntos de la Liga Sacyr Asobal. Los locales pusieron ganas, sacrificio y se llevaron el mérito de competir por momentos con sus  mermados recursos a un súper equipo, aún faltándoles por lesión Diego Camino, César Pérez y Arthur Patrianova, además de Roberto Turrado, que con problemas físicos desde el partido de Granollers del pasado sábado tampoco actuó.

 

Los gladiadores azules dejaron claro desde el inicio que no querían repetir el -26 de la primera vuelta. El técnico David Pisonero tiró de variantes defensivas, ritmo controlado en ataque para evitar el desgaste físico y no rehuyó en ocasiones jugar con una de sus señas de identidad, la velocidad. De este modo, el Barça se quedó muy lejos de los 50 goles del partido de la primera vuelta, para satisfacción de la grada de Huerta del Rey, aunque al Recoletas lógicamente le costó anotar ante la impenetrable defensa catalana y la dificultad de batir a los porteros internacionales Pérez de Vargas y Moller.

 

Al inicio, los pucelanos aguantaron mas de 3 minutos por delante con el 1-0 obra de Adrián Fernández y tuvieron el choque empatado a 4 al paso por el minuto 8. Huerta del Rey festejaba los paradones de Carlos Calle pero el Barça de la mano del esloveno Makuc tomó su primera renta 5-8 min.16. Los de Xavi Pascual se dosificaban pensando en la Copa Asobal y la F4 de la EHF Champions League, aunque trataban de aumentar el ritmo y apretar en defensa al Recoletas con Luis Frade de referencia marcando desde el pivote. Sin embargo, Recoletas aguantó hasta el descanso, 9-15, sin que su desventaja fuese excesiva.

 

Pero el paso de los minutos pasó factura a los locales y el Barça llegó a los 10 de ventaja en la segunda parte, 11-21 min.38, ante un Recoletas a ratos intimidado. A partir del ecuador de este periodo el partido se aceleró y a pesar de la escasez de efectivos, se notó que los locales se sienten más cómodos jugando a mayor ritmo. Pisonero dio entrada a Nico García, el portero juvenil asturiano, que tuvo sus minutos ante el Barça como en el partido celebrado hace meses en la Ciudad Deportiva Joan Gamper.

 

El Recoletas aún sin opciones de triunfo, fue capaz de sujetar a su rival para que no le apabullara en el tanteador, a pesar de los goles del lateral brasileño Langaro. En el desenlace del encuentro, el cuadro castellano apoyado en el trabajo colectivo y los tantos del central Adrián Fernández, logró con su trabajo y meritorio esfuerzo colectivo que el resultado final no supusiera un castigo demasiado duro, 21-32, pasando con nota la prueba más dura de la temporada.