Cyl dots mini

El Atlético Valladolid choca contra Hombrados y cae derrotado en casa ante el Quabit Guadalajada (28-30)

La defensa de los gladiadores azules no funcionó igual que otros días y en ataque se estrelló contra el veterano portero, cuyas paradas fueron determinantes en los minutos finales

El Recoletas Atlético Valladolid cayó derrotado en Huerta del Rey ante el Quabit Guadalajara (28-30) en un choque marcado por la actuación de José Javier Hombrados. La actuación del portero de 46 años fue determinante para que los visitantes se llevaran el triunfo después de dominar el marcador prácticamente todo el partido.

 

Los gladiadores azules desperdiciaron los primeros 20 minutos, con una defensa 5-1 que esta vez no funcionó. Los locales fueron superados por la eficacia ofensiva del Guadalajara y encajaron 17 goles en apenas 22 minutos (11-17). Sin embargo, los de David Pisonero recuperaron el pulso defensivo e incluso se pusieron por delante tras cambiar a una defensa 6-0 en la segunda mitad (20-19, minuto 38).

 

Pero la figura de Hombrados fue, poco a poco, aumentando y sus paradas pasaron a ser decisivas en un final de encuentro muy igualado. La inercia positiva del Quabit Guadalajara terminó por otorgar una ventaja moral a los suyos que, ayudados por el veterano portero, terminaron por llevarse la victoria de forma justa.

 

El Recoletas entró demasiado frío en el partido, sobre todo en defensa, donde fue un coladero durante los primeros 20 minutos. De nuevo dispuso una defensa 5-1, con Miguel Camino de avanzado, pero el Quabit Guadalajara la superó sin dificultades. La continuidad de una buena primera línea, con Pablo Paredes, Víctor Vigo y Chema Márquez como protagonistas, se impuso y los goles fueron cayendo sin que Carlos Calle pudiera hacer mucho.

 

El ritmo alto que quiso imprimir David Pisonero desde el inicio se volvió en su contra con muchos errores y pérdidas que terminaron en contras fáciles para los visitantes. Y si lograban lanzar allí estaba Hombrados para detener el ataque de lo gladiadores azules. Lo sufrieron principalmente los más jóvenes, Manu García y Miguel Martínez, a los que detuvo 5 lanzamientos claros. Ni siquiera las superioridades, tres para el Recoletas Atlético Valladolid en la primera parte, sirvieron. En dos el parcial fue positivo para el Quabit Guadalajara.

 

Así el 2-4 del minuto 3 fue poco a poco aumentando: 4-8 en el minuto 7, 9-14 en el minuto 17 y 11-17 en el 21. Seis goles de ventaja para los de Guadalajara que fueron un punto de inflexión. Pisonero había cambiado a Nico por Miguel Camino en el avanzado y a César Pérez por Carlos Calle. Los gladiadores azules jugaban en ataque más calmados y en defensa se mejoró.

 

En los diez minutos finales el Recoletas sacó por fin su mejor cara y pudo acercarse en el marcador. Del 11-17 el choque se fue al descanso con un 15-18 que daba algo de esperanza a los locales.

 

La remontada se consumó en los primeros minutos de la segunda parte. Los locales cambiaron su defensa a una 6-0 y maniató el ataque del Quabit durante ocho minutos. El Recoletas dio la vuelta al choque y se puso por fin por delante (20-19, minuto 38) después de sumar un contundente parcial de 9-2 a su favor desde aquel preocupante 11-17.

 

Sin embargo, el Recoletas Atlético Valladolid se volvió a dormir en defensa y permitió de nuevo goles muy fáciles al Guadalajara, que se escapo una vez más (21-24, minuto 43). Los gladiadores azules tuvieron que remar de nuevo en contra y se metieron en partido aumentando su intensidad defensiva (24-24, minuto 45) y con tres goles de un gran Rubén Río, acertado desde fuera.

 

Los de César Montes se mantuvieron firmes, con un gran Pablo Paredes en ataque, aglutinador de todo el peligro, y un Hombrados que de nuevo encadenó varias paradas. El Quabit Guadalajara manejó bien los minutos decisivos y siempre tuvo una mínima ventaja

 

La guinda al choque la dejó Hombrados con tres paradas consecutivas e increíbles a Rubén Río, Abel Serdio y Adrián. Tres intervenciones decisivas que evitaron la posible remontada del Recoletas Atlético Valladolid y que dio la victoria final al Quabit Guadalajara (28-30).