Cyl dots mini

El Atlético Tordesillas vuelve a ganar seis jornadas después

Villa celebra un gol en la temporada 2017/18. SERGIO SANZ

El conjunto rojiblanco se impuso al Burgos Promesas con un contundente 3-0. A destacar, el golazo de Juan Fraile, que anotó un doblete.

ATLÉTICO TORDESILLAS: Farolo; Abel Blanco, Viti, Javi León, Abraham; Rivera, Bayón; William (Felipe, min.80), Roberto Simón (Abel Conejo, min.60), Villa; Juan Fraile (Aitor, min.72).

BURGOS PROMESAS: Álex; Gabri (Dava, min.46), Moyano, Casado, Portal; Óscar V. (Rodri, min. 80), Mota; Gallo, Cerezo, Óscar O. (Manchado, min. 59); Torres.

GOLES: 1-0, minuto 2: Villa; 2-0, minuto 22: Fraile; 3-0, minuto 67: Fraile.

ÁRBITRO: Sánchez Ingidua, asistido en las bandas por Peláez Santamarta y Martín González. Mostró tarjeta amarilla a los locales Villa, Rivera y Abel Blanco, y al visitante Óscar O.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 10 del Grupo VIII de Tercera, disputado en Las Salinas (Tordesillas) ante unos 400 espectadores.

El Atlético Tordesillas sumó dos victorias en las tres primeras jornadas. Desde entonces, cuatro derrotas y dos empates le alejaron de los tres puntos en esos partidos. Por ello, el encuentro frente al Burgos Promesas adquirió un tinte importante. El conjunto vallisoletano no falló y derrotó a su rival con un contundente 3-0.

 

En las tres últimas jornadas perdió 4-1 contra el Atlético Astorga, 0-1 frente al Almazán y 1-0 ante la UD Santa Marta. Por ello, que el Torde fuera ganando este jueves a los dos minutos de partido no fue algo descabellado. Los rojiblancos salieron con ganas y encontraron el premio del gol en un centro pasado de Abel Blanco que Villa empaló de volea en el segundo palo.

 

El 1-0 sirvió para que los de Santi Sedano se sacudieran la presión de los malos resultados cosechados. No sufrieron a partir del gol, pero sí concedieron algo más de terreno a su rival. El Burgos Promesas intentó meter mano al Torde, pero solo un disparo alto de Cerezo desde la frontal del área inquietó a los locales.

 

Pero los rojiblancos despertaron para morder. Roberto Simón perdonó un mano a mano con Álex, quien lo solventó bien para mantener el resultado, pero no pudo hacer nada ante un golazo de Juan Fraile. El delantero, justo después de la jugada anterior, mandó a la escuadra un disparo muy lejano; desde unos 25 metros. Pura magia.

 

Un 2-0 que hizo respirar todavía más profundo a los locales. Aunque no pudieron descuidarse, puesto que Gallo estuvo cerca de recortar distancias de falta. El balón botó delante de Farolo y el cancerbero lo sacó como pudo. Un susto que quedó en eso, ya que no sufrieron más en la primera mitad y casi marcaron el tercero, pero Fraile no logró rematar bien un centro en el segundo palo.

 

SUSTOS Y SENTENCIA

 

El inicio de la segunda mitad fue tranquilo, ya que ninguno de los dos equipos logró hilar jugadas peligrosas. Ambos entrenadores hicieron cambios y el Burgos Promesas rozó el gol en dos ocasiones. Primero, Gallo, con un disparo con Farolo descolocado que se marchó alto; y, después, Manchado con un remate que el portero rojiblanco repelió como pudo, ya que había muchos jugadores en su área.

 

Cuando peor lo pasó el Torde, Juan Fraile volvió a aparecer al rescate. Abraham metió un balón desde casi la línea de fondo al que llegó Fraile para rematarlo a la red, anotar su doblete particular y subir el 3-0 al marcador. Un gol que sirvió para sentenciar el partido, puesto que, pese a que quedaban más de 20 minutos, la diferencia era grande y tampoco ocurrió mucho más reseñable.

 

La victoria permite Atlético Tordesillas ganar seis jornadas después y colocarse con 11 puntos en la clasificación. Sin tiempo para descansar, este domingo (17:30 horas) visitará el Ruta de la Plata para enfrentarse al Zamora, uno de los ‘gallitos’ del grupo.

Noticias relacionadas