El Ateneo de Valladolid rinde homenaje al pianista e investigador internacional Antonio Baciero

El Ateneo de Valladolid rendirá un homenaje este martes a Antonio R. Baciero, nacido en Aranda de Duero en 1936, músico, pianista, musicólogo, investigador internacional, reconocido con numerosos premios y autor de grandes grabaciones referidas, sobre todo, al patrimonio musical español del siglo XVI.

Vivió sus primeros años en Aranda de Duero hasta que, en 1943, pasó a vivir a Pamplona, donde recibió la primera formación de la mano de Puri Villar. Después, tras el magisterio de Julia Parody en Madrid, culminó la carrera de piano y obtuvo el Premio Extraordinario 'Fin de Carrera' en el Conservatorio de Madrid, donde coincidió con el gran pianista español Esteban Sánchez y con la mezzosoprano Teresa Berganza.

 

La Institución Príncipe de Viana le concedió una importante beca con la que se trasladó en 1956 a la ciudad de Viena. Para entonces, había conocido a Fernando Remacha, que le puso en la senda de estudiar a los maestros antiguos, tal y como había conocido este autor de la generación de Plata de la Cultura española en Italia.

 

En Viena, Baciero permaneció casi una década, empapándose del ambiente musical de aquella ciudad, donde recibió las clases de Viola Thern, además de Paul Badura-Skoda, Jörg Demus y Alfred Brendel, los más destacados pianistas jóvenes del momento.

 

Baciero a su regreso definitivo a España emprendió una carrera de concertista internacional y de gran investigador.

 

Su encuentro con el musicólogo Santiago Kastner favoreció que ambos empezasen a colaborar en la investigación e interpretación sobre el autor y organista español Antonio de Cabezón del que grabará su Obra completa en quince discos, disponiendo para ello de órganos históricos y de las posibilidades del piano moderno.

 

Su carrera como concertista le ha permitido utilizar los escenarios más diversos e internacionales, ha plasmado su didáctica en diez viajes en la famosa Ruta Quetzal de Miguel de la Quadra Salcedo.

 

Es Premio Castilla y León de las Artes en 1985, miembro de distintas Academias, Cruz de Oficial de la Academia Francesa, Encomienda del Mérito Civil y profundo hombre de la tierra castellana.

 

En el homenaje intervendrá el director del Ateneo de Valladolid, el profesor Celso Almuiña; Javier Burrieza _igualmente profesor de la UVA_ y encargado de pronunciar la pertinente Laudatio y el propio Antonio Baciero.

Noticias relacionadas