El asesino confeso de Laura Luelmo solicita cobrar el paro para salir de la cárcel cuanto antes

Foto: Europa Press

Bernardo Montoya pide que se le revise la tarjeta del paro para poder cobrar la prestación y pagar a su abogado. El servicio andaluz de empleo tendrá que decidir si puede percibir el subsidio.

El asesino confeso de Laura Luelmo, Bernardo Montoya, ha solicitado poder cobrar el subsidio del paro mientras está interno en la cárcel por el asesinato de la joven zamorana. Montoya se ha dirigido por carta al Servicio Andaluz de Empleo para hacer el trámite que le pemita cobrar el paro, tal y como han informado entre otros el periódico 'Huelva hoy'.

 

La carta, publicada por el periódico onubense, está escrita en mayúsculas y con faltas de ortografía, y en ella Montoya explica que el pasado día 23 de enero no pudo ir a sellar su tarjeta del paro para poder seguir cobrando la prestación por desempleo que percibía desde su salida de la cárcel en octubre de 2018, tras 21 años encerrado, conseguida por los trabajos realizados en prisión, por encontrarse en prisión preventiva.

 

Montoya ha explicado que quiere cobrar el paro para poder pagar a su abogado, Miguel Rivera, el tercer letrado que se ha hecho cargo de su defensa, "y poder salir de la cárcel cuanto antes". Ahora el servicio andaluz de empleo tendrá que analizar la situación y ver si Montoya puede seguir cobrando el paro.

 

El padre y las dos hermanas de Bernardo Montoya, el presunto autor de la muerte de la joven Laura Luelmo en El Campillo (Huelva) el pasado mes de diciembre, declararon hace unos días en los juzgados de Valverde del Camino y han ratificado su declaración y dos de ellos han afirmado de nuevo que si ha sido el autor del crimen "que lo pague".

 

Bernardo Montoya sigue interno en la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), tras su ingreso la madrugada del día 22 de diciembre en el módulo de enfermería del centro penitenciario de Huelva con un interno de apoyo para reforzar su vigilancia. No obstante, dada la entidad del delito investigado en el caso se ha considerado oportuno su traslado de la provincia de Huelva.

 

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valverde del Camino decretó ese sábado 22 a las tres de la madrugada el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por los presuntos delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual.