El antiguo hospital Río Hortega de Valladolid, casi listo para abrir con 184 camas para pacientes Covid

Antiguo edificio Río Hortega en Valladolid.

En breve estará lista la primera unidad de hospitalización, para abrir de forma progresiva el resto.

La Gerencia Regional de Salud ha destinado 20 millones de euros a obras e intervenciones para adaptar los centros de salud a las demandas del COVID-19, es decir, para contar con circuitos para pacientes con sospecha de infección respiratoria y otros compatibles con la infección, de los pacientes que precisan atención por otras causas., así como para ubicar consultas para pacientes con síntomas o salas de extracción para pruebas PCR lo más próximas posible a la entrada.

 

Así lo explicó este viernes la directora general de Infraestructuras y Tecnologías de la Información, María Ángeles Cisneros, en su comparecencia recogida por Ical ante la Comisión de Sanidad para informar sobre la actuaciones ante la crisis del COVID-19, donde explicó que la inversión también se ha destinado a la adecuación o creación de nuevas salas de espera para garantizar que en ellas la distancia de seguridad sea de 1,5 o dos metros entre pacientes.

 

Cisneros precisó que la casuística de las actuaciones es muy amplia, debido a la características de los edificios que albergan los centros, como espacio, distribución y antigüedad. Así, en algunos centros sólo ha sido necesaria una reorganización de los espacios, mientras que en otros ha habido que realizar obras, y en otros se ha afrontado con medios propios mediante operaciones de mantenimiento y conservación.

 

Servicio de Urgencias

A las reformas en Atención Primaria se unen las de los hospitales, con una inversión de 5,5 millones de euros para ampliar hasta 227 las camas UCI, con 61 puestos más, que estarán listas a finales de este mes de octubre tras una inversión de 5,5 millones, así como obras en algunos servicios de urgencias, para adecuar los circuitos de atención.

 

De esta manera, se trabaja en las obras de adaptación que se están del Edificio Rondilla, antiguo Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, con el fin de contar con una zona de hospitalización para la atención a enfermos COVID-19 con hasta 184 camas. En breve, según explicó Cisneros, estará lista la primera unidad de hospitalización, para abrir de forma progresiva el resto.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: