Cyl dots mini

El amor triunfa en el Entreviñas en San Román de Hornija

Óscar Giralda y Patricia Sangrador, que además son pareja, vencieron en la tercera prueba del circuito.

A sus casi 45 años, Óscar Fernández Giralda -que da nombre y preside su propio club- sigue siendo una máquina de correr. Este domingo lo volvió a demostrar en la tercera carrera de Corriendo Entreviñas, circuito que organiza la Diputación de Valladolid, y que ya tiene en el bolsillo el atleta vallisoletano.

 

Corriendo Entreviñas llegaba a la Denominación de Origen Toro, concretamente hasta la localidad de San Román de Hornija, para dar buena cuenta de un precioso circuito que recorría algunos de los viñedos vallisoletanos de la DO Toro. El tiempo soleado y agradable acompañó y, tras los diez kilómetros de la prueba larga, Óscar Fernández Giralda se fundía en un emotivo abrazo junto a su pareja, Patricia Sangrador, que lograba por primera vez alzarse en la categoría femenina.

 

Poco más de media hora antes, los cerca de 350 corredores se daban cita en la salida de la prueba, que en esta ocasión tenía lugar desde la Bodega Elías Mora. Allí el diputado de Deportes, Javier González Vega; la alcaldesa de San Román, Mercedes Motrel, y la propietaria de la bodega patrocinadora, Viki Benavides, alentaban a los corredores.

 

Salida muy rápida que, enseguida, se bifurcaba en dos recorridos: el de la prueba corta (6.400 metros) y el de la competición larga (10.000 metros). Sabedor de que no corría el vencedor en Cigales (Rubén Sánchez), Óscar Fernández Giralda estuvo muy pendiente en los metros iniciales del corredor del Club Atletismo de La Bañeza, Jorge Rodríguez. Fue el leonés quien comenzó tirando y Fernández Giralda no pudo enganchar casi hasta el segundo kilómetro. El resto de la carrera fue un toma y daca y una bonita lucha entre los dos atletas. Pero el vallisoletano impuso un ritmo más fuerte y logró llegar en solitario a la meta, marcando un magnifico tiempo de 33:37. Jorge Rodríguez (C.A. La Bañeza) llegaba 12 segundos después y Álvaro Conde (Giralda Sport) firmaba una meritoria tercera posición.

 

En la categoría femenina, Patricia Sangrador (también del Giralda Sport) decidió imponer su ritmo desde los primeros compases. La ausencia de la líder del circuito, Alicia Diago, facilitaba las cosas y Sangrador se plantaba en meta en primera posición, parando el crono en 24:26. Sara Moya (Molpesa Univest) y Maite García Ramos (Atletismo Benavente) fueron segunda y tercera, respectivamente.

 

Bonito también el circuito corto, que en esta ocasión no lo fue tanto, con un trayecto de 6.400 metros. Jorge Turrado (Giralda Sport), por tercera prueba consecutiva, fue el más rápido y se hizo con la primera posición gracias a un tiempo de 21:50, por delante de Erik Pérez y Elías Abril, ambos del Atletaria Isaac Viciosa.

El club Giralda Sport lograba el pleno y en la categoría femenina y en la prueba corta también colocaba en lo alto del podio a una corredora. Cristina Calles (27:27) vencía a Micaela García (Club Atletismo Campo Grande) y a María de la Cuesta.

 

En el resto de categorías la clasificación fue la siguiente: Sénior (Marta Lozano y Francisco Crespo); Máster A (Noemí Calvo y Jorge Rodríguez); Máster B (Patricia Sangrador y José Carlos Jiménez); Máster C (Maite García y Óscar Fernández Giralda); Máster D (Ana Isabel Calleja y Jaime Pedrero); Máster E (Olga Samaniego y Julio Sardón); Máster F (Rocío Pedrejón y Dionisio González); Máster G (Juan José Fernández). Marta García y Miguel Ángel Peña fueron los mejores locales.

 

La cantera obtuvo los siguientes podios: Cadetes (Marina Pedrero y Daniel Sebastiao); Infantil (Noa Camelo y Daniel Lorenzo); Alevín (Sara Robledo y Pablo Martínez); y Benjamín (Paula Hernaiz y Sergio Rey).

 

GRAN FIESTA DEL VINO Y DEL DEPORTE

 

Al inicio de la prueba, la alcaldesa de San Román de Hornija, Mercedes Motrel, se mostraba satisfecha de que su pueblo, "el último de la provincia de Valladolid", fuera el anfitrión de la carrera en la DO Toro. El diputado de Deportes, Javier González Vega, insistía en que el objetivo de Corriendo Entreviñas es "aunar deporte, turismo y cultura"; mientras que Viki Benavides, propietaria de Bodegas Elías Mora, hacía un alegato por la vida en los pueblos.

 

También asistió a la tercera de las carreras el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar. El máximo mandatario provincial aseguraba que Corriendo Entreviñas "ya tiene su seña de identidad y se ha hecho un importante hueco en el calendario de todos los corredores que practican este deporte".

 

Íscar destacaba la "participación tan numerosa" y cree que esta prueba tiene mucho de "nuestra provincia" con la "cabeza tractora y motor económico del vino" que "sumado al deporte obtiene ese éxito, carrera tras carrera y edición tras edición".