El Almazán corta la gran racha del Atlético Tordesillas

El conjunto rojiblanco perdió tras siete jornadas sin hacerlo ante un rival que encarriló el triunfo con los dos goles en tres minutos (2-0).

Algún día tenía que llegar, y esa fecha fue este sábado. El Atlético Tordesillas cosechó la primera derrota del 2018 en su visita a la SD Almazán (2-0), que aprovechó las dos que tuvo pasada la media hora de partido para encarrilar la victoria.

 

No tuvo premio el Torde en esta ocasión, ya que le falló la puntería. Comenzó fuerte, con un gol anulado que lo pudo cambiar todo. La dinámica no varió y los rojiblancos continuaron pisando el campo contrario con peligro.

 

La ocasión más clara, hasta ese momento, llegó en el ecuador de ese primer acto. Roberto Simón para Abel Conejo en una buena acción, pero el centrocampista disparó al medio. Los rojiblancos se animaron y Javi Borrego, poco después también tuvo la suya, pero su remate con la zurda lo repelió el cancerbero local con la cara.

 

Cuando mejor estaba el Torde, Diego Antón resolvió con efectividad una jugada, en la que se vio favorecido por un rebote, y marcó el 1-0. Aunque lo peor vino unos minutos más tarde. A Iago se le escapó el balón tras chocarse con un compañero, en un centro lateral, y Kamate estuvo muy atento para marcar a placer. Fútbol es fútbol, y la realidad es que en el minuto 35 iba perdiendo 2-0.

 

Pese al doble mazazo, los rojiblancos apretaron antes del descanso y volvieron a asustar a su rival. La puntería de otras jornadas no apareció y los sorianos aguantaron el preciado botín para abrazar el descanso con esa ventaja. Y a la vuelta pudo sentenciar, tras un fallo de Bayón que dejó solo a Diego Antón ante Iago, pero el disparo de este se fue alto.

 

Los minutos pasaron, aunque el Torde no le perdió la cara al partido. Álex López se topó con Javi; después, Borrego no terminó la jugada; y, más tarde, Adalia se precipitó en su finalización y no pudo rematar a portería. Justo después de esta última, el Almazán pudo sentenciar el encuentro, pero Iago detuvo el balón sobre la línea.

 

No fue el partido de los de Santi Sedano, que se mostraron con la pólvora mojada. Borrego la volvió a tener en el tramo final y, de nuevo, no culminó. Sin acierto, el Tordesillas se vio impotente y terminó cayendo por ese 2-0 que mandó en el marcador desde la primera parte.

 

De esta manera, el Almazán rompió la racha de siete jornadas consecutivas sin perder -tras seis victorias y un empate- del Torde, que cosechó la primera derrota del año. Además, la mala noticia fue doble, ya que el triunfo del Palencia Cristo Atlético le hace perder un puesto y bajar a la sexta posición, aunque manteniéndose a las puertas del play-off.

Noticias relacionadas