Tribuna mini Saltar publicidad
Banner las tinajas 800x800px file

El All Star de la Superliga Masculina enmarca la fiesta del vóley en Valladolid

Se celebró este sábado en Valladolid ante un Polideportivo Pisuerga repleto con cinco mil espectadores

El All Star de la Superliga Masculina se celebró este sábado en Valladolid ante un Polideportivo Pisuerga repleto con cinco mil espectadores, con mayoría de los participantes de la Copa de España de categorías cadete y juvenil, que durante cuatro días toman la localidad castellana. El encuentro de las estrellas regresaba al calendario nacional y plasmó ante un público entusiasta del vóley, la espectacularidad y emoción de la máxima categoría nacional, coronando como vencedor al Equipo Blanco en un vibrante desempate ante el equipo Azul (20-25/25-19/30-32) y al líbero Alejandro San Martín como el MVP del encuentro.

 

La Superliga Masculina y su choque de las estrellas regresaban a Valladolid tras el sensacional All Star de hace dos temporadas. La gran fiesta de la máxima competición nacional regresaba al Polideportivo Pisuerga para un choque de ensueño que pudo seguirse en directo por Teledeporte y que llenó las gradas del recinto vallisoletano con cinco mil espectadores. 

 

El equipo blanco llevó la iniciativa en los primeros compases, con un inspirado Luca Biliato, que se asoció con su compañero de Vecindario ACE GC Marcelo Hister y con Abel Bernal para cerrar el paso a los ataques del equipo azul y generar una importante renta en el ecuador del primer set (8-15) pese a los múltiples esfuerzos en defensa y recepción de Alejandro San Martín. 

 

Luis Martín, el único jugador del All Star procedente de Valladolid, y el palentino Víctor Rodríguez lideraron la reacción del equipo Azul, evitando que las diferencias crecieran a favor del conjunto de Marcos Dreyer y Manuel Sevillano, estabilizadas en los cuatro puntos tras dos buenas acciones de Hister. El intercambio de saques favorecía los intereses del equipo Blanco, que terminaría haciéndose con el set por 20-25. 

 

Tras el primer parcial dominado por el equipo Blanco, el Equipo Azul mostró su mejoría después de los múltiples cambios en ambos bandos para controlar el segundo parcial con claridad. 

 

La conexión Pablo Bugallo y Jordí Ramón se erigió en determinante para que el segundo set se acercase rápidamente al conjunto dirigido por Miguel Rivera y Diego Taboada. Los puntos de Alison Bastos no permitían que la diferencia decreciese, gracias al trabajo defensivo del MVP del encuentro, Alejandro San Martín, y el choque tomaba el camino al tie break tras un error en saque. 

 

La igualdad se iba a romper al mejor de 25 puntos, en lugar de los habituales 15 del desempate, y el choque creció en emoción. Los cinco mil espectadores que llenaban el Polideportivo Pisuerga disfrutaban de un sensacional espectáculo. 

 

Renzo Cairus y Luca Biliato proporcionaron la primera ventaja al equipo blanco con sus ataques, una diferencia que crecería hasta el 7-10 con tres acciones consecutivas del opuesto de Vecindario ACE GC, para ser el primer jugador que superase la decena de puntos. Colito y Ramón recortaban distancias para voltear el marcador a un 12-11 que multiplicaba las emociones en el recinto vallisoletano. 

 

El duelo se enquistaba y las estrellas de la Superliga Masculina asumían más riesgos que se convirtieron en errores que hacían correr el marcador para alcanzar el momento culmen con iguales a 20 puntos. Todo estaba por decidir y la emoción crecía hasta cotas insospechadas. El equipo Azul y el Equipo Blanco se enzarzaban en un intercambio de golpes que llevó el marcador hasta el empate a 30 donde el bloque de Marcos Dreyer y Manuel Sevillano pudo alcanzar los dos puntos de diferencia para llevarse el triunfo. 

 

El fin de fiesta del All Star SVM permitió a los conjuntos participantes en la Copa de España de categoría juvenil y cadete compartir unos momentos con sus ídolos, que firmaron autógrafos y se hicieron numerosos selfies, permitiendo que en la pista del Polideportivo Pisuerga se mezclaran el presente y el futuro del vóley español.