El alcalde diferencia entre “quejas” por el servicio de limpieza y “comunicaciones de los ciudadanos”

Óscar Puente asegura que las quejas por el servicio de limpieza han disminuido en 2016.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha reiterado una vez más que la ciudad de Valladolid no está sucia. Es más, el regidor ha asegurado que en lo que va de año se han disminuido las quejas vecinales relacionadas con el servicio de la limpieza, y ha diferenciado entre “quejas” y "comunicaciones”.

 

“Es verdad que hay más comunicaciones con el servicio de limpieza pero no en forma de queja. La explicación es sencilla: la interlocución funciona, este es un Gobierno que escucha, los ciudadanos lo saben y tratan de comunicarse con él”.

 

Puente también ha asegurado que las quejas sobre la limpieza de la ciudad fueron mayores en el año 2015. “Hay que recordar que en el primer y segundo trimestre había otro Gobierno en la ciudad. También se nota la incorporación de 62 personas más al servicio de limpieza y eso ofrece resultados”, ha dicho el alcalde, quien se ha comprometido a “seguir mejorando”.

Noticias relacionadas