El alcalde dice a los trabajadores de Auvasa que volverán a la jornada partida si sigue la huelga

El alcalde de Valladolid y los trabajadores de Auvasa, durante una manifestación.

Óscar Puente no concibe cómo los empleados del servicio público de transporte pudieron convocar una huelga el día 5 de enero. Desvela que los trabajadores cobran un salario neto de entre 1.600 euros y 1.800 con cuatro pagas extras.

Óscar Puente, alcalde de Valladolid, ha asegurado que la situación de los paros en Auvasa es insostenible y ha anunciado medidas. Por el momento, el regidor ha dicho que se reestructurará la empresa para ponerla "al servicio de la ciudadanía y no al servicio de sus trabajadores". Parece probable que si los conductores no aceptan la oferta del Ayuntamiento de los 87 tríos se regresaría al turno partido, para poder así cumplir una resolución judicial que obliga a que los trabajadores dispongan de un descanso de media hora.

 

Óscar Puente, visiblemente afectado, por “la falta de diálogo” de los trabajadores se ha despachado a gusto ante los medios de comunicación. Ha desvelado que los empleados de Auvasa cobran un salario neto de entre 1.600 y 1.800 euros, además de cuatro pagadas extras de 1.800 euros. “Un sueldo más que digno en la época actual”, ha sentenciado el regidor, quien dice que trabajan 209 jornadas, lo que supone –con 30 días de vacaciones, 14 festivos y el resto de libranzas- que “no llegan a cinco días a la semana”.

 

El alcalde se ha referido a que es una “gran mentira” que los trabajadores de Auvasa “trabajen seis días semanales” y ha calificado de “excepción” si alguna vez ha ocurrido, argumentando que entonces otro "trabajará cuatro". También ha querido explicar a la ciudadanía el concepto de tríos sobre el que no han llegado a un acuerdo. “Se destina un autobús a cada tres trabajadores. Uno hace la jornada de mañana, otro de tarde y otro descansa”.

 

Se pedía la organización de 94 tríos. “Al final hemos llegado a 87, por la situaciones de algunos empleados de reducción de jornada laboral por conciliación o por prejubilación”. El alcalde dice que tan solo 21 personas del total de la plantilla “no entrarían en este sistema”. “Esta son las razones poderosas para  que los trabajadores de Auvasa hagan huelga en Navidad y no hayan sido sensibles con la ciudadanía ni si quiera en la tarde de Reyes”, ha ironizado el alcalde, quien ha dicho que esta situación “no tiene nombre”.

 

Puente ha anunciado una “reestructuración de los horarios laborales y los días de trabajo, incluyendo las jornadas partidas” y no le ha temblado la mano a la hora de decir que no serán “rehenes” de los trabajadores de Auvasa, para insistir en que apostarán por un sistema de transporte público “al servicio de los ciudadanos” como ocurre “en cualquier empresa”. “Cualquier otro servicio como el de Policía o Bomberos se organiza pensando en los ciudadanos y no en los trabajadores”, ha explicado el regidor.

 

Por último, Óscar Puente dice que en 2015 “se movieron los mismos trabajadores que en 1997”. “La diferencia es que en el año 1997 el coste salarial fue de 11 millones de euros y en 2015 de 21,5 millones;  en aquella fecha teníamos 78 conductores y 50 autobuses menos que la actualidad”. “Hay que tomar decisiones; para eso me han puesto en la alcaldía”, ha concluido, aunque descarta la privatización.

Noticias relacionadas