El alcalde de Valladolid no descarta el soterramiento pese a la "complicada" situación de la Sociedad Alta Velocidad

Manuel Saravia y Óscar Puente, teniente de alcalde y alcalde de Valladolid, respectivamente.

Óscar Puente reconoce la complicada viabilidad de este organismo para abordar el soterramiento por su coste y la deuda que arrastra.

Así se ha referido el regidor vallisoletano en declaraciones recogidas por Europa Press poco después de desvelar el pregonero de la Semana Santa 2017. En este sentido, Puente ha reconocido que este jueves habrá una nueva reunión con la sociedad para "buscar" una "alternativa" al concurso de acreedores como "solución" más "extrema".

 

No obstante, ha aclarado que el soterramiento no se "descarta" y puntualiza que de lo que se está hablando es que esta sociedad ha demostrado que no tiene "eficacia" para la "consecución" del "objetivo".

 

"A nadie se oculta lo difícil que está la operación y no podemos generar expectativas que no sean razonables y el soterramiento está muy complicado porque tiene un coste enorme y arrastra una deuda sin haberse construido un metro de ese soterramiento", ha incidido Puente para aclarar que están en una etapa en la que hay que "resolver" la deuda de la sociedad y su "existencia" y, en "paralelo", "intentar" programar una integración ferroviaria con otros "instrumentos" pero no con "esta" sociedad porque su "viabilidad futura" está "complicada".