El alcalde de Valladolid, "muy optimista" tras el baño de multitudes de Pedro Sánchez en Villalar

Óscar Puente saluda a Pedro Sánchez en Villalar. GONZALO RICO

Óscar Puente terminó el Día de Castilla y León con la sensación de haber "un número de gente muy importante comprometida y con el convencimiento de que se puede".

Villalar se convirtió un año más en el epicentro de la fiesta en el Día de Castilla y León y su estrella de la edición del 2018 fue Pedro Sánchez. El secretario general del PSOE se dio un baño de multitudes, que le recibieron al grito de "presidente, presidente".

 

Desde su llegada sobre las 11:00 hasta su marcha a las 15:45, Sánchez vivió unas horas intensas y, de hecho, casi no pudo estar con el alcalde de Valladolid y portavoz socialista, Óscar Puente. "Hablamos poco porque no paró de atender a la gente", aseguró, aunque apuntó que el fin de semana pasado estuvieron "juntos en Santander", donde coincidieron en un evento.

 

Lo vivido en Villalar de los Comuneros por parte del PSOE supuso una inyección de moral para el partido, de cara a las próximas elecciones. Puente afirmó que se marchó con la sensación de haber "un número de gente muy importante comprometida y con el convencimiento de que se puede". "Si lo tengo que medir por Villalar, saliimos muy optimistas. Estamos convencidos y con ganas", expresó.

Noticias relacionadas