Cyl dots mini

El alcalde de Valladolid insiste en que los problemas de Las Viudas son de "convivencia"

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha reclacado, este jueves, que los problemas que se han producido en la zona del barrio de Las Viudas en el último mes son "de convivencia" y ha recordado que ya se reforzó la presencia de Policía en los barrios con una redistribución que sacó efectivos del centro de la ciudad para destinarlos a otras zonas.

En declaraciones a los medios de comunicación, el regidor ha explicado que los servicios municipales han analizado la situación que se vive en Las Viudas y se ha concluido que se trata de "un problema de convivencia" y de "falta de respeto a las normas".

 

Así, ha recordado que en uno de los casos, el pasado mes de septiembre, el conflicto comenzó por que un ciudadanos tiró a la basura una placa de vitrocerámica y un agente de la Policía le multó, mientras que el pasado lunes fue al requerir a otra persona los datos del seguro de un vehículo.

 

Esas situaciones desembocaron en un "conflicto de orden público", pero se trata de dos sucesos puntuales.

 

De hecho, Puente ha incidido en que "no se trata de tener más presencia policial", sino "frenar la espiral de degradación" que se produce en este barrio a través de un proyecto de actuación urbanística y social, como el que se lleva a cabo actualmente en la zona de 29 de octubre.

 

Para ello, ha recalcado, es necesaria la "intervención" de los poderes públicos en materia urbanística y social y hacerlo de manera "progresiva".

 

"No hay otra manera de solucionarlo, no se puede coger a la gente de una barriada, meterla en un cohete y mandarlo a la Luna", ha enfatizado Puente en respuesta a las quejas de determinados colectivos vecinales por que el Ayuntamiento vaya a rehabilitar las viviendas de los grupos más conflictivos.

 

A este respecto, y ante las críticas del Grupo Municipal Popular ha recalcado que su equipo de Gobierno ha reforzado ya la presencia policial en los barrios en la redistribución de efectivos que llevó a cabo al comienzo del mandato, cuando se redujo el número de agentes en la zona centro para ubicarlos en la periferia.

 

Además, ha ironizado con que "ya no hay policía montada", en recuerdo de la unidad de agentes a caballo que puso en marcha el equipo de Gobierno de Francisco Javier León de la Riva, pero "están mejor distribuidos", cuentan con chalecos antibalas para agentes varones y mujeres y se ha renovado buena parte de la flota de vehículos.

 

A ello ha sumado el objetivo de rejuvenecer la Policía Municipal con las convocatorias de plazas para cubrir los huecos que deje la jubilación anticipada que Puente espera que entre en vigor el 1 de enero de 2019.

 

Noticias relacionadas