El alcalde de Valladolid expulsa del Pleno al portavoz del PP por quejarse de sus constantes intervenciones
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

El alcalde de Valladolid expulsa del Pleno al portavoz del PP por quejarse de sus constantes intervenciones

Martínez Bermejo y Puente durante el debate sobre el estado de la ciudad. A.MINGUEZA

Martínez Bermejo pretendía realizar una "queja formal" y Óscar Puente le ha reclamado que guardara silencio y no interrumpiera su intervención, por lo que le advertió que si continuaba le echaría.

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha expulsado del Pleno municipal al portavoz del Grupo Municipal Popular, Antonio Martínez Bermejo, por no guardar silencio y quejarse en voz alta de que el primer edil dirige en beneficio de su interés la sesión ya que hace uso de la palabra sin límite de tiempo para hablar de cuestiones que no tienen que ver con el debate.

 

Después de cinco horas de Pleno, y en el debate de la última moción de la sesión en la que el Grupo Popular proponía una serie de medidas para mejorar la "deficiente" transparencia del equipo de Gobierno, el alcalde ha hecho uso del turno de palabra para precisar una afirmación del concejal del Partido Popular Carlos Fernández sobre una hipotética petición de cese por parte del PSOE de la exconcejal del PP Cristina Vidal.

 

Antonio Martínez Bermejo ha reprochado en voz alta que una explicación del alcalde sobre este asunto ya que consideraba que no guardaba relación con el asunto que se debatía. Inicialmente ha señalado que pretendía realizar una "queja formal" y el alcalde le ha reclamado que guardara silencio y no interrumpiera su intervención, por lo que le ha advertido de que si continuaba le expulsaría del Pleno.

 

Martínez Bermejo ha realizado más comentarios en voz alta, por lo que Óscar Puente le ha reclamado que abandonara el Salón de Plenos, algo que el edil del PP ha hecho inmediatamente para dirigirse a las dependencias de su Grupo Municipal.

 

Se trata de la primera expulsión de un concejal de la oposición en el Ayuntamiento de Valladolid en los últimos diez años, ya que el anterior caso data del mes de junio de 2008, cuando el exalcalde del PP, Francisco Javier León de la Riva, echó de la sesión al exedil socialista Álvaro Abril por acusarle a él y a la entonces concejal de Cultura, Mercedes Cantalapiedra, de mentir en un asunto relacionado con la Seminci.

 

Una vez el portavoz 'popular' ha abandonado la sesión, el primer edil vallisoletano ha continuado con la explicación sobre las diferencias entre la actitud del PSOE en el caso de Vidal en 2011 y la actual del PP con el concejal de Hacienda, Antonio Gato, al que reclaman el cese por parte del alcalde.

 

Posteriormente ha defendido su derecho a intervenir en la sesión en el momento que considere oportuno y ha aseverado que no se lo pueden impedir y que así continuará, ya que se permite "en todos los Ayuntamientos de España", al tiempo que ha reprochado a los 'populares' que preferían, en referencia a la postura habitual que mantenía León de la Riva, "que fuera un muro y luego hablara en ruedas de prensa" al terminar la sesión y ya sin turno de réplica.

 

 

MARTÍNEZ BERMEJO, SALIENDO DEL SALÓN. E.P.

 

LEÓN DE LA RIVA "NO LO HABRÍA PERMITIDO"

 

Asimismo, ha querido hacer un llamamiento al "respeto" y la "mesura" a los miembros del Grupo Municipal Popular ya que "queda un año para las Elecciones municipales" y ha reconocido que quizás no sea el presidente de Pleno "más justo del mundo", pero que considera que merece respeto. También ha recordado que su predecesor en el cargo "jamás habría permitido" que los ediles de la oposición hablaran e interrumpieran el Pleno "constantemente".

 

El debate de la moción, que ha quedado rechazada, ha continuado y antes de las votaciones y después de que varios ediles del PP y la concejal socialista María Victoria Soto se hayan enzarzado en un cruce de palabras cuando tampoco tenían el turno de intervención, el alcalde ha pedido silencio a su compañera de Grupo y ha lamentado la "imagen penosa" que se daba en este Pleno, al que ha comparado con un "patio de colegio" antes de volver a pedir una "reflexión", en este caso ya a toda la Corporación.

 

El portavoz del PP ha atendido a los medios de comunicación posteriormente en las dependencias de su Grupo para calificar de "desmesurada" la reacción de Puente, cuyos nervios considera que "se multiplican día a día", al tiempo que ha insistido en señalar que "encaja muy mal las críticas".

 

Martínez Bermejo ha interpretado que la intención de Puente realmente sería impedir que, en el turno de ruegos y preguntas, formulara una pregunta sobre la reclamación del Procurador del Común relacionada con la firma del contrato de la cuñada del concejal de Hacienda.

 

De hecho, aunque el portavoz del PP apuntó la intención de que otro de sus compañeros de bancada formulase esa cuestión, el alcalde no lo ha permitido ya que el reglamento de los plenos señala que si un concejal presenta y firma una pregunta tiene que plantearla él y no otro edil.

 

En un comunicado enviado a los medios de comunicación tras la conclusión del Pleno, el Grupo Popular ha criticado que esta ha sido la "segunda vez" que Puente "ataca a la oposición", después de la "moción de castigo" con la que se aplicó una reducción de las percepciones por asistencia de los concejales sin dedicación exclusiva.

 

Por otro lado, el Grupo Popular ha formulado al secretario general del Ayuntamiento una consulta para determinar si el reglamento municipal permite al alcalde utilizar un "tercer turno omnímodo" de intervención. Martínez Bermejo ha precisado que no se oponen a que el regidor tome la palabra en los debates, pero entienden que debería ser como turno del Grupo Municipal Socialista.

 

OTRAS MOCIONES

 

Por lo demás, en la sesión han quedado rechazadas las otras dos mociones que proponía el Grupo Popular, aunque en el caso de la que reclamaba la elaboración de un reglamento sobre la jornada laboral del taxi metropolitana el PSOE ha introducido una enmienda de sustitución en la que el equipo de Gobierno se compromete a regularlo, pero tras "tener conocimiento de la posición de las asociaciones del sector".

 

La otra moción del PP rechazada era la que reclamaba una comisión de investigación sobre el "riesgo cancerígeno" por el desescombro de material con amianto en las obras del espacio joven de la Rondilla. En este debate ya se elevó notablemente el tono, con cruces de acusaciones entre PP y PSOE sobre casos de corrupción.

 

Sobre este asunto, el concejal de Juventud y Participación Ciudadana, Alberto Bustos, ha calificado la moción de "incendiaria" por utilizar la preocupación de los ciudadanos por la salud y ha explicado la Fiscalía y la Junta de Castilla y León han "avalado" las medidas de seguridad puestas en marcha durante las labores de desescombro.

 

En el resto de mociones sí que se ha producido acuerdo, como en el caso de reclamar al Gobierno de España que ponga en marcha las medidas recogidas en el Pacto contra la Violencia de Género, con cuatro puntos en los que no ha habido votos en contra. De hecho, en uno de ellos relativo a la estabilidad y cualificación de las plantillas que prestan atención a la violencia machista ha votado a favor el PP ya que se ha aceptado una enmienda de adición.

 

Asimismo, se ha aprobado con los votos a favor de PSOE, VTLP, Sí Se Puede, Ciudadanos y el concejal no adscrito y la abstención del PP la reclamación para que se transfieran 20 millones de euros recogidos en el pacto para políticas de los ayuntamientos españoles; que se acometan las reformas legislativas y el establecimiento de unos mínimos para la atención integral municipal.

 

Por otro lado, se han aprobado de manera unánime, aunque con enmiendas, las propuestas de Sí Se Puede para realizar, a partir de 2019, informes de impacto de género en los presupuestos municipales; y la de VTLP para proponer a la FEMP una redifinición del derecho a la vivienda.

 

Igualmente, se ha dado el visto bueno a la constitución de la Mancomunidad de Interés General en el Área Funcional Estable de Valladolid.