El alcalde de Valladolid entiende la renuncia de Alfredo Blanco "en coherencia con la limpieza en la gestión pública"

Óscar Puente charla con Alfredo Blanco en las instalaciones de TRIBUNA DE VALLADOLID. A. MINGUEZA

Óscar Puente dice que la renuncia de Alfredo Blanco es "una decisión forzada por una situación judicial" que no agrada al equipo de Gobierno.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha manifestado este lunes que entiende la decisión tomada por el exconcejal del PP en el Ayuntamiento, Alfredo Blanco, de renunciar a su acta de edil al ser citado a juicio por el caso de la firma de las cartas de conformidad para el préstamo de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV), pues considera que la ha tomado "en coherencia con la limpieza en la gestión pública".

 

En declaraciones a los medios de comunicación antes de la inauguración del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid, el regidor vallisoletano ha afirmado también que "no es agradable" ver a un concejal tener que dejar el Salón de Plenos "por razones que no sean de carácter político o personal".

 

En este caso, ha apuntado Puente, la renuncia de Alfredo Blanco es "una decisión forzada por una situación judicial" que no agrada al equipo de Gobierno -el PSOE presentó la denuncia que originó el proceso judicial a Blanco y al exalcalde Francisco Javier León de la Riva- y ha querido desear al exconcejal "toda la suerte del mundo en su vida a partir de ahora".

 

En cuanto al procedimiento, Puente ha explicado que, aunque la renuncia del exconcejal se ha hecho oficial este lunes y se tome en consideración por el Pleno municipal de este miércoles, 8 de noviembre, prevé que el Grupo Popular tenga que estar con un concejal menos porque "no hay plazo" para que el integrante de la lista del PP que ocupará su lugar, José San José -número 16 en la lista municipal de 2015-, tome posesión.

 

Cabe añadir que se trata del tercer relevo en el Grupo Popular desde que se constituyó la actual corporación, tras las renuncias de los 'populares' Luis Antonio Gómez Iglesias y Marta López de la Cuesta, que fueron designados para cargos en la Subdelegación del Gobierno y la Consejería de la Presidencia de la Junta. Esas vacantes fueron ocupadas por Borja García Carvajal y Araceli Valdés.

 

Además, el exalcalde de Valladolid y cabeza de lista en 2015, Francisco Javier León de la Riva, no llegó a tomar posesión del acta debido a la inhabilitación por la sentencia judicial que le condenó por delito de desobediencia en el caso del edificio de la plaza de Zorrilla. Tampoco tomaron posesión en su día los integrantes de la lista socialista Ignacio Herrán, que fue nombrado jefe de Gabinete del alcalde, y Blanca de Luis.

 

Noticias relacionadas